HÉCTOR VENEROS

"La Música es una sola"

Por: Enrique Vigil Taboada

 

Otro de los grandes músicos que honra a su natal Perú. Profesor de renombrados saxofonistas de la actualidad. La sola mención de Batacumbele, Eddie Palmieri, Ismael Rivera y Mongo Santamaría en su carrera, da una idea de su alta valía. Dúctil saxofonista que con igual maestría va y viene de los ritmos latinos al jazz. Hablamos con él telefónicamente y luego lo vimos tocar en “El Jazz Club” de San Juan-Puerto Rico. Con ustedes, el maestro Héctor Veneros.

 

Sabemos que usted es de Chimbote, un conocidísimo puerto pesquero al norte de Lima. ¿Qué recuerdos graba de su tierra natal?

 

Todos mis recuerdos de Chimbote son sumamente agradables. Tuve una niñez muy bonita junto a mi familia. Crecí y fui a la escuela en Chimbote. El primer encuentro con la música lo tuve en mi propia casa, ya que mi padre era músico y mi abuelo también.

 

Su maestría en el instrumento es evidente.

 

¿Cuáles fueron los primeros sonidos musicales que le llamaron la atención?

 

Mis primeros sonidos que capturaron mi interés fue la percusión. Aprendí a tocar maracas mientras mi padre ensayaba y así aprendí a tocar varios instrumentos de percusión como el bongo, las congas, y la batería. La cual toqué hasta los 16 años. A los 14 años empecé entonces a tocar el saxo alto.

 

¿Cuándo se da cuenta que lo suyo era la música como una manera de vivir?

 

Desde los 12 años empecé a trabajar como baterista profesional y en ese momento me di cuenta que esto era una forma de ganarme la vida, haciendo algo que me apasionaba, la música.

 

¿Tuvo el apoyo de sus padres para dedicarse a la música?

 

Si, mis padres siempre me apoyaron y alentaron en este campo tan difícil.

 

¿Cómo era el ambiente musical limeño en que usted se movía?

 

En ese tiempo Lima tenía una vida nocturna abundante, la mayoría de los músicos como yo trabajábamos en muchos de los clubes nocturnos. Eran trabajos acompañando a los shows que se presentaban en Lima y otros trabajos de música bailable, y grabaciones.

 

¿Recuerda algunos grupos que integró?

 

Entre los que me acuerdo, Panchito Torres, ya que solo trabaje en Lima por dos años, luego me fui a trabajar fuera de Lima.

 

Con Israel Sánchez-Coll disfrutamos de su saxo.

 

¿En ese entonces tenía algún tipo preferido de música?

 

No, siempre me gustó todo tipo de música, la música peruana, la cubana, la música brasilera, y por supuesto, el Jazz, desde siempre.

 

¿Por qué el saxofón, maestro?

 

Cuando surgió mi interés por el Jazz, era baterista, pero en el Jazz me gustaba el desempeño del saxo alto, su bello sonido y su colorido dentro del marco del Jazz.

 

¿En qué año deja Lima?

 

Me fui de Lima en el 1965.

 

¿Recibió una propuesta? ¿A dónde viajó primero?

 

En 1965 conocí al señor Paco Benvenuto, el tenía planes de hacer un grupo de músicos peruanos en Washington DC, USA, donde él vivía. Me preguntó si estaba interesado en ir a los Estados Unidos a trabajar con él. Así llegué a Washington, DC. Y pasé unos 4 años trabajando con los músicos latinos que se encontraban en Washington, DC y, entre ellos, se encontraba el baterista peruano Alex Acuña. Empecé a comprar discos y libros de Jazz, oí y aprendí el jazz desde una nueva perspectiva, como leer acordes en el papel y poder improvisar en una secuencia armónica. Para mi eso era nuevo, pues, ya tocaba jazz de oído en el Perú.

 

¿Le fue difícil ingresar al circuito musical de Estados Unidos?

 

No, no lo fue, ya que entré por la puerta ancha al formar parte del grupo de Mongo Santamaría.

 

En aquellos años 60's cuando llegaban a Lima
artistas de primer nivel, como Cantinflas.

 

¿Cómo logra ingresar al exigente grupo de Mongo Santamaría que en ese momento era un top en el mundo del jazz? ¿Cómo no siendo americano ni cubano ni boricua se familiariza con un Lenguaje tan sofisticado?

 

Trabajaba en Puerto Rico en un hotel de turistas y a ese mismo hotel llegó el grupo de Mongo Santamaría, lo fui a ver desde que empezaron a ensayar y me hice amigo del saxofonista latino, el gran Justo Almario. Eso nos llevó a estar presente en una descarga que se hacían por las tardes en la piscina. En ese momento me informan que estaban buscando reemplazo para el saxo alto, pues, el que estaba se iba del grupo. Justo Almario siendo el director musical de Mongo Santamaría me ofreció el trabajo y terminé viajando a Nueva York para trabajar con Mongo Santamaría.

 

Usted estuvo en momentos gloriosos del grupo de Mongo. ¿Nos puede relatar algunos recuerdos de aquellos tiempos?

 

Mi momento más glorioso fue el concierto de Mongo Santamaría en el Yankee Studium. También fue mi primer trabajo con Mongo Santamaría, ya que hacía solo 4 días que llegaba de Puerto Rico, ensayamos una vez y luego el concierto del Yankee Studium con toda la banda del Mongo. El disco se llama Mongo Santamaría at Yankee Studium .

 

La primera experiencia musical con ‘El Mongo'.

 

Usted es uno de los músicos más versátiles que hay. Porque ha ido de un lado a otro con mucha solvencia. ¿Puede hablarnos ahora de su paso por Los Cachimbos de Ismael Rivera?

 

Estaba en Nueva York cuando mi ex compañero del grupo de Mongo Santamaría, el pianista, José Madrid, quien además estaba tocando con Ismael Rivera, me informó que el saxofonista del grupo de Maelo se retiraba dejando una vacante y me preguntó si me interesaba el trabajo. Yo le contesté que si, todo esto por teléfono, y me dice “te llamo en un rato que voy a conversar con Ismael”. A la media hora me llama para decirme que tocábamos el próximo sábado con el grupo de Ismael Rivera, el Sonero Mayor, y sus Cachimbos. Aunque no fue una experiencia muy larga (año y medio) si fue una experiencia muy placentera y de mucho aprender, pues solo al estar al lado del maestro Maelo, aprendes porque aprendes.

 

¿Hace cuánto que vive en Puerto Rico y por qué decidió establecerse en La Isla del Encanto?

 

Trabajaba y vivía en Washington, DC, desde el año de 1965 y el peruano llamado Jorge Young me ofreció trabajo en un hotel de turistas en Puerto Rico, así que vivo en la Isla del Encanto desde 1969.

 

El maestro Juancito Torres siempre tenía palabras generosas sobre usted. ¿Cómo conoció al entrañable trompetista?

 

Tocando con Chano Scotty por el año 1972 entró al grupo Juancito Torres, tiempo después cuando Juancito hizo su propio grupo me llamó para participar con él, así nació nuestra amistad tanto en lo personal, como en la música, compartí con él en grupos como: El grupo de Juancito Torres, Batacumbele, Eddie Palmieri, Tito Puente, Descarga Boricua, Puerto Rico All Stars. Juancito y yo continuamos tocando juntos en pequeños guisos, nuestra amistad continúa hasta el final de su vida. Lo extrañamos enormemente.

 

Mis amigos boricuas me consideran más Puertorriqueño
que el Coquí. Portada del disco “Descarga Boricua”.

 

Usted es considerado como uno de los magníficos músicos que hay en la isla y siempre está en grandes proyectos, como Puerto Rico All Stars, Descarga Boricua, Trompeta Tropical… Esto refleja mucho la admiración y el respeto que usted se ha ganado, no es cierto?

 

Desde que regresé a Puerto Rico de la experiencia con Mongo Santamaría e Ismael Rivera, empecé a trabajar en una banda de Jazz dirigida por el pianista de Boston, Mass., el Sr. Paúl Neves que tocaba en el Hotel La Concha. Toqué en muchos sitios de jazz, tales como Minnies, The Place, Tony's Place, Kakys, Café Matisse y Plaza de Armas Café, y en diferentes universidades. De esta forma la gente joven que tocaba el saxofón tuvo acceso a conocerme, muchos de ellos estudiaron conmigo. Preparé a talentosos jóvenes puertorriqueños para aplicar a Berkley University y The Manhattan School of Music y otras universidades de música en Estados Unidos y todos mis alumnos ingresaron a las mismas. Empezaron de ahí en adelante a llamarme “El Maestro”. Mis compañeros de todas estas épocas han sido mis entrañables amigos y me consideran más puertorriqueño que el Coquí, uno de ellos mi compadre Jimmy Rivera quien también fue parte de la banda de Mongo Santamaría como baterista y quien siempre ha estado en todas mis actividades Jazzísticas.

 

¿Cuál es su tipo de saxofón preferido?

 

Aunque empecé con el Saxo Alto, mi preferido desde hace muchos años es el Saxo Tenor, también toco el Saxo Soprano, la Flauta , el Píccolo y el Clarinete.

 

¿Quiénes son sus saxofonista preferidos?

 

Siempre lo han sido Charlie Parker, John Coltrane, Paul Desmond, Cannonball Aderly, Stan Gets, Dexter Gordon; a Dexter tuve la suerte de conocerlo en España en un festival de Jazz en Marbella en 1974. Como yo era admirador de su forma de tocar me acerque a Dexter y nos hicimos amigos, nos volvimos encontrar en Puerto Rico en su concierto en el Hotel Condado Plaza día sábado. Él me preguntó donde tocaba yo y le dije que el domingo en Minnies. Mi sorpresa fue grande cuando llegué a tocar y en la primera mesa se encontraba mi “ídolo” Dexter Gordon esperando que yo empezara a tocar. Que les parece???

 

Tocando la flauta junto a Jerry González.

 

¿Por qué Batacumbele no tuvo más pegada considera usted?

 

Siendo el grupo latino de avanzada en la salsa y el jazz latino tuvo sus buenos momentos (1980 – 1984). Pero sus líderes “eran demasiados” y a las finales no se pudieron poner de acuerdo y el grupo “desapareció”, aunque hubieron varios juntes años después.

 

¿Coincidiría con aquellos que dicen que es un grupo para músicos?

 

Yo diría que no, ya que vi un público gozando extremadamente la música que se consideraba muy sofisticada para ese tiempo pero la misma llegaba al pueblo, esta música era una que, se le metía por dentro al público, que disfrutaba de la misma, la misma hizo historia, los mejores músicos de Puerto Rico unidos en un súper grupo.

 

¿En qué circunstancia graba usted con Eddie Palmieri en el disco La Verdad que obtuvo el premio Grammy? ¿Qué exigencias le planteó trabajar con ‘El Sol de la Música Latina '?

 

Empecé a viajar con Eddie Palmieri a Europa cuando el auge del Latin Jazz y luego empezamos a grabar La Verdad en Puerto Rico. Este disco lo popularizamos en Europa, Canadá, Puerto Rico, San Martín, Las Guyanas Francesas y EU. Especialmente California y Nueva York. En realidad no hubo ninguna exigencia, yo era uno de los solistas de su grupo y me sentía sumamente privilegiado de participar en la banda del maestro Eddie Palmieri.

 

Tras trabajar con Richie Zellón y con Los Hijos del Sol, ¿Cómo va su sentimiento hacia la música peruana?

 

Mi sentimiento hacia la música peruana sigue siendo el mismo, el más grande. Mi experiencia con Richie Zellón fue de crecimiento y muy agradable; con los Hijos del Sol fue una diferente, pues, fue como una reunión en la cima. Una experiencia exuberante, una que te llena de orgullo musical y nacional.

 

Esta música de Batacumbele hizo historia”.

 

¿Haría diferencias sustanciales entre lo que usted ha hecho con músicos considerados salseros y lo que ha hecho como jazz?

 

Tengo que decir que no. Para mi la música es una sola, diferentes estilos, diferentes acentos. Amo los folklores y sobretodo el de mi país.

 

¿Puede hablarnos de sus próximos pasos en la música?

Está entre mis planes grabar una producción con la mayoría de mis amigos aquí en Puerto Rico y me gustaría grabar algunos números en mi Perú.

 

¿Un mensaje para los músicos peruanos?

 

Me gustaría extenderles un mensaje a los músicos peruanos. Sigan adelante porque somos los más talentosos y dúctiles músicos en el planeta. Nuestra música tiene sabor y sabemos ponerle sabor a todo.

 

¿Cuándo lo tendremos en nuestro país, maestro?

 

Esperamos estar en Julio o Agosto de este año. Te dejaré saber tan pronto como sepamos la fecha exacta. Un fuerte abrazo, mi hermano...!!!

 

Gracias Maestro…!!!

 

 

Algunas Grabaciones:

 

Live at Yankee Stadium – Mongo Santamaría (Vaya Records 1974)
Con un poco de songo – Batacumbele (Disco Hit 1981)
En aquellos tiempos – Batacumbele (Disco Hit 1983)
Live at the University of Puerto Rico –Batacumbele (Montuno 1987)
Afro Caribbean Jazz – Batacumbele (Loumo Music 1987)
La Verdad – Eddie Palmieri (Fania 1987)
Esta sí va – Descarga Boricua (Tierrason 1993)
Abrázate – Descarga Boricua (RMM 1996)
En Vivo – Descarga Boricua (Tierrazo 1996)
Paradise – Humberto Ramírez (AJ-Sony 2000)
Trompeta Tropical – La Trompeta de Puerto Rico (Nilpo Music 2008).

 


 

DERECHOS RESERVADOS

www.mambo-inn.com

 

 

 

MAS NOTICIAS EN:

Logo_de_Facebook

La Hora Faniática

APUNTA Y DISPARA

sorpresas