Escucha el Portal de los Grandes Salseros en: Mambo-inn Radio


 

 

Uno de los nervios de la música afroantillana. Jerry es un músico inquieto y juguetón, con una inacabable veta creativa que jamás pierde el respeto a la tradición. Este encuentro tuvo lugar hace un par de años. El mayor de los González se refiere a su estancia en España y las nuevas posibilidades musicales que ha encontrado a la luz del impacto causado por el documental musical Calle 54 de Fernando Trueba y en el que tiene destacada aparición. Ex integrante y fundador del Conjunto Libre y del Grupo Folklórico Experimental Nuevayorkino, así como director de Fort Apache Band y de Los Piratas del Flamenco, Jerry fue entrevistado en el programa radial Alma del Barrio en Los Ángeles , California. El conguero y trompetista nos dio una gran primicia: La grabación de un nuevo disco del Grupo Folklórico y Experimental Nuevayorkino.

 


De la rumba y el jazz al flamenco



JERRY GONZÁLEZ:

 

"Soy un agitador"

 


Por: Guido Herrera-Yance
This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

 

 

Haciendo un poquito de historia, ¿cómo empieza Jerry González?


Primero, mi papá era cantante. Me enseñó muchas cosas, cómo tocar la trompeta, la escala de la trompeta. El era cantante en la época del mambo y trajo mucha música pa' la casa. El fue el primero que me trajo un disco de Louis Armstrong y un disco de Charlie Parker que, a los diez años, me voló la cabeza. Y siempre me gustaba la timba y la trompeta... Y en el sétimo grado de Junior High School me rompí una pierna y estaba sentado en la casa sin ir a la escuela por un par de meses, y un amiguito me trajo una conga a la casa y como tenía todos los discos de Mongo, Barretto, Tito Puente y Eddie Palmieri, empecé a tratar de imitar la conga en los discos, marchando con el disco y tratando de imitar los solos de los maestros Barreto, de Mongo, de Tommy López, luego comencé a imitar a Patato a Tata Guines y así aprendí a meterle mano a la timba. Mongo era uno de los modelos míos en la conga que tuve al comienzo.

 

 

Cuál fue tu primer grupo profesional?


A los 13 años en Nueva York, y en ese grupo estaba el pianista Loule Mathews (que toca con Nancy Wilson, tremendo cantante de jazz). Él era un mentor para nosotros y nos enseñó muchas cosas. Él, Andy, yo, Larry Willis, nos graduamos en la misma escuela superior, que se llamó High School Of Music and Arts en diferentes épocas. Yo me gradué en el 67 y Andy en el 68 y Loule más temprano.

 

¿Quién es el hermano mayor, Andy o tú?


Yo soy el mayor, por dos años. Todo el mundo cree que Andy es el mayor por cómo se comporta, tú sabes. Yo soy el más loco y él es más tranquilo (RISAS).

 

¿Cuál es la primera orquesta conocida en la que Jerry González entra a tocar?


Bueno, toqué con la orquesta Flamboyán que no era un grupo famoso pero tocaba en Nueva York, era de gente joven que imitaba el estilo de Eddie Palmieri. De ahí empecé a tocar con Dizzy Gillespie a los 18 años. Me llevó y me tiré a tocar con él en Washington, sin ensayar ni nada, y me quedé en el grupo un año, y grabé un disco con él y Patato que se llama Portrait of Jenny , Andy estaba en el grupo y Nicky Marrero tocó también. Un día Dizzy, cuando tocaba con él, me recogió de casa y me llevó a visitar a Louie Armstrong. En ese tiempo yo estaba tocando trompeta profesionalmente por solo cuatro años y hasta hoy no puedo explicar lo que sentí al estar sentado en medio de esos dos genios de la trompeta. Es un recuerdo que llevo en mi alma. Una de las conversaciones de ese día fue acerca de Al Capone (RISAS). Louie Armstrong contaba que a Al Capone le encantaba cómo tocaba la trompeta y cada vez que este iba a Chicago, él personalmente lo atendía muy bien e iba a verlo y se encargaba de que no le faltara absolutamente nada, Al Capone era un fanático de Louie Armstrong. Después de Dizzy, me fui de ahí pa'l grupo de Tony Williams (baterista de Miles Davis), un fenómeno, y cuando salí del grupo de Tony empecé a tocar con Eddie Palmieri, en el 71 y hasta el 74. Cuando estaba en mis 20's, aprendí mucho con Eddie Palmieri y me siento agradecido por eso, nosotros aprendimos mucho con él. No tomamos lecciones, pero al tocar con él cada día se aprendía mucho. Luego me colé con Andy y Manny en Libre y pasé como 18 años tocando con Libre.

 

En casa nació el Grupo Folklórico Experimental Nuevayorkino

 

¿Cómo decides dejar Libre y formar Fort Apache Band?


Tuve una discusión con Manny y me botaron (RISAS). Y como es el papá del grupo lo respeté. Ya tenía el grupo mío formado pero no estaba trabajando tanto. Pero la raíz de tocar con Libre es bien fuerte y siempre me gusta tocar con ellos, y cuando me dan un chance para tocar me animo porque me gusta tocar con Oquendo que, pa' mí, es el mejor timbalero. Oquendo tiene una fuerza impresionante.

 

 

¿Cómo se forma el Conjunto Folklórico Experimental Nuevayorquino?


Bueno, en los 70's los jóvenes de esa época estábamos aprendiendo y experimentando y buscando comida para alimentar la cabeza musical. En mi casa había descarga todos los días. Por ahí pasaban Nicky Marrero, Nelson González, toda la gente, Virgilio Martí, Patato, Chocolate iban a mi casa para descargar. Los jóvenes con los viejos, y de ahí nace el grupo Folklórico Experimental Nuevayorkino, que originalmente se llamó Conjunto Anabacoa. Eso es lo que estábamos haciendo en mi casa antes de grabarlo. Entonces René López y otra gente vieron lo que estaba pasando y buscaron un sello para grabar la idea. Con ese grupo hice tres o cuatro conciertos en colegios en Massachusetts, New York y Washington DC y después de un tiempo nada pasó con el grupo... Después estuve con Libre que grabó su primer disco como un año después del Folklórico. Sabes que pronto vamos a empezar a grabar el tercer volumen del Folklórico? Me acabo de enterar que vamos a ir al estudio. Todos los músicos que están todavía vivos y algunos otros y vamos a grabar un nuevo volumen del Folklórico en un par de meses.

 

¿Se puede decir que la base de Manny Oquendo y Libre fue el Conjunto Folklórico...?


Bueno, la base éramos nosotros: Andy, Manny y yo, y otra gente que estuvo envuelta. Después tuve la oportunidad de grabar mi primer disco, que se llamó Ya yo me curé .

 

Tenías una línea de músicos excepcionales ahí: Milton Cardona, y quien en vida fuera Frankie Rodríguez...


Sí, bueno, este disco era para mí como lo que seguía del Conjunto Folklórico porque después de los dos discos que grabamos con el Folklórico no pasó nada.

 

Es difícil mantener un grupo de esa categoría en un mercado tan comercial, no? No ha cambiado mucho el panorama en ese sentido...


La salida al mercado del Folklórico cambió mucha de la música que se hacía en New York en ese tiempo. Antes del Folklórico no se oía el tres o el batá. No se escuchaba un buen guaguancó. Antes de ese disco se escuchaba el sonido de la Fania y luego ya otros grupos empezaron a usar el batá y el tres... Se tocaba más mambo, chacha, guaracha... Y yo como soy rumbero me gusta el guaguancó, el yambú y la rumba columbia y todo...

 

¿Por qué Libre no ha grabado muchos discos en todos sus años de carrera?


Porque Libre apareció en la época de Fania. Y políticamente, Fania no estaba de nuestro lado. Ellos le robaron a mucha gente y ha nosotros nos trataban como si fuéramos invisibles. No nos destruyeron, pero eso tampoco nos ayudó a ser más visibles. Así que Libre se convirtió en un grupo de vanguardia.

 

 

Tratando de mantener el pasado y seguir al futuro

 

Tú has hecho salsa, folklore y jazz por casi 40 años. ¿Qué piensas del género musical hoy en día?


Bueno, hay muchos jóvenes que están surgiendo y aprendiendo. Es bueno verlos. Las cosas siempre están cambiando y regresando. Yo estoy tratando de mantener el pasado y seguir al futuro.

 

¿Quiénes son tus mentores en el lado latino y en el jazz ya que tú tocas ambos géneros?


Es una lista larguísima. Algunos de ellos son Carlos ‘Patato' Valdez, Mongo Santamaría, Chano Pozo, Los Muñequitos de Matanzas, Armando Peraza, Francisco Aguabella, Los Papines, Tata Güines, Manny Oquendo, Arsenio Rodríguez, La Orquesta Aragón , Los Van Van. En el jazz: Dizzy Gillespie, Miles Davis, McCoy Tyner, John Coltrane, Charlie Parker, Max Roach, Lee Morgan, Louis Armstrong...

 

¿Y de los congueros de hoy cuáles te atraen?


Giovanni Hidalgo, Richie Flores, Paoli Mejías, Angá, Pedrito (el que canta y toca con Patato en Calle 54 ), Pedrito es muy bueno ¡Me encanta cómo canta y cómo toca!.

 

¿Qué música escuchas cuando estás en casa?


De todo, música africana, clásica, flamenco, jazz, bebop, son montuno. Muchos de los discos viejos porque tienen muchas cosas de las que todavia puedo aprender. Y, por supuesto, de esa época los discos que yo considero clásicos, cosas de Arsenio Rodríguez, Chapotín, Aragón, Miles Davis, Fats Navarro, John Coltrane, Dizzy Gillespie, Stravinsky. Yo estoy escuchando mucha música constantemente.

 

La trompeta del Flamenco


¿Cómo está Andy?


El está bien, sólo esperamos que la herida que tiene cierre pronto ya que no puede viajar con nosotros. El tenía diabetes por quince años y no lo sabía. Es muy raro, una enfermedad silenciosa. El no ha dejado la música, pero no puede viajar mucho. Así que esperamos que se recupere pronto.

 

 

¿Cómo cambió tu vida luego del documental Calle 54 de Fernando Trueba?


Es la primera vez que me siento famoso (RISAS). En serio, te digo, nunca estuve en una película antes y parece que dejó una buena impresión en mucha gente, especialmente en España donde la película se exhibió bastante. Mucha gente en en España ya me conocía antes que yo llegara ahí. Recuerdo que llegué a España la primera vez y cuando salí del hotel a buscar algo que comer en La Gran Vía fui secuestrado por 50 personas que querían mi autógrafo. Cada vez que toco allá lleno los lugares, Así que una voz en mi cabeza me decía: “Tienes que quedarte en España”.

 

¿Cómo se realiza Los Piratas del Flamenco?


Javi Limon, quien tiene un estudio allá, me convenció para que me quedara luego de un tour por seis ciudades que hicimos con Fort Apache Band después que se estrenó la película. Entonces me decían: “quédate quédate”, y me quedé en su casa por siete meses (RISAS). Yo estaba haciendo muchas cosas los primeros meses que me quedé allá, grabé con mucha gente. Toqué trompeta en un disco de Paco de Lucía, Enrique Morentes, Diego Amador, y mucha otra gente… Acabo de terminar de grabar un disco de big band con un músico que me seguía por todos lados llamado Miguel Blanco. El me decía: “quiero hacer un disco de big band al estilo de Miles Davis, pero quiero que tú toques la trompeta, yo voy a hacer los arreglos especialmente para ti”. Entonces yo le dije: “cuando tengas los arreglos me avisas” y, finalmente, lo hicimos. Bueno Los Piratas… Eso pasó en las primeras dos semanas que estuve allá. Entramos al estudio y empezamos a experimentar y ellos nos estaban grabando sin nosotros saber. Luego de hacer nueve números lo escuché y se lo di a Fernando Trueba. Luego de escucharlo me llamó al día siguiente y me dij “esto está muy bueno, tenemos que ponerlo en la calle”. Y después de negociarlo me dieron 20,000 dólares. Imagínate, sólo experimentando en las primeras semanas me hice todo este dinero. Y comencé a hacer todas estas cosas que no se puede hacer en New York.

 

“No soy un profesor” / Bebop con Cajón Peruano

 

¿Con cuál instrumento te sientes más cómodo cuando estas tocando, la trompeta o la conga?


Me sentiría más cómodo si tuviera cuatro brazos, así podría tocar los dos a la misma vez (RISAS) ya que, a veces, mientras estoy tocando la trompeta en mi mente quisiera estar haciendo algunas cosas con la conga o viceversa (RISAS). Últimamente, en España estoy haciendo cosas solo con duets con un bajista llamado Javier Colina. Yo traigo el cajón peruano y mi trompeta y Colina en el bajo y quemamos la casa (RISAS). Acabamos de hacer diez conciertos hace unos días, todos con las salas llenas. Tocamos bebop y yo toco bebop en el cajón, suena bien sabroso eso.

 

 

Ahora que estás en España, cuéntanos la historia del cajón peruano según lo que ha escuchado Jerry González?


No se usaba en flamenco hasta que Rubén Dantas, percusionista brasilero quien tocaba con Paco de Lucía lo trajo a España luego de uno de sus viajes al Perú. Él lo trajo a la escena musical y ahora todo el mundo en España lo usa. Es un instrumento dominante en el flamenco hoy en día y cuando lo vi por primera vez me atrajo mucho más al flamenco por su sonido percusivo y su tumbaito diferente a cualquier otro sonido percusivo.

 

¿Qué estás haciendo en estos días en España? ¿Tienes un grupo constituido?


Mucho jazz y latin Jazz… Lo que ya te dije acerca del duet y del big band. Pero tengo un cuarteto, que es como mi grupo oficial. Caramelo en el piano, Alain Pérez en el bajo y Piraña en percussion y cajón. Tenemos varios números que grabamos en estudio hace ocho meses, pero todavía estoy decidiendo si voy sacar al mercado el disco del estudio o si quiero hacer algo en vivo, ya que cuando tocamos en vivo es más intenso. En estos días tambien estamos trabajando en otro disco con Los Piratas del Flamenco, acabamos de tocar varios conciertos pero esta vez tenemos al tío de Piraña, cantando con los Piratas. A él le dicen Guardiana, y la verdad me gusta mucho más como canta, tiene ese sonido intenso y macho en su voz. Acabamos de estar en North Sea Jazz Festival y quemamos la casa. Fue muy intenso, hicimos flamenco en ese festival. En el grupo estaba Tomatito, Chano Domínguez, y cuando dejamos el escenario la gente estaba con una euforia tremenda.

 

¿Cómo ha cambiado la escena musical en España cuando llegaste?


Todo el mundo allá me está agradeciendo por permanecer en España ya que yo soy el único trompetista que está tocando flamenco en España. Los críticos dicen que desde que estoy allá la escena musical en Madrid está mucho mejor y yo creo que se debe a que yo soy un agitador (RISAS). Siempre estoy empujando a los músicos a tocar y a aprender. Muchos músicos jóvenes me siguen, pero como no soy un profesor yo no doy clases, así que la única forma que les puedo enseñar es en el escenario. Entonces yo los empujo a que toquen conmigo y que aprendan ahí y que absorban la música directamente.

 

Tocar cualquier estilo musical


Vamos a hablar un poquito de Fort Apache Band?


Los Integrantes de esta banda están conmigo por veintidós años, solamente eso es raro. No creo que haya una banda que tú puedas nombrar ahora que se mantenga con el mismo personal por tanto tiempo y eso hace que tengamos una comunicación increíble en el escenario. Hay mucha telepatía en el escenario cuando toca Fort Apache.

 

 

¿Cómo reclutaste a los músicos para Fort Apache?


A Steve Berríos lo conocí cuando él tocaba con Mongo. Bueno, nos conocíamos, pero hablábamos muy poco. Ya cuando formé mi banda lo llamé y ha estado conmigo todo este tiempo. Él es como un hermano para mi. A Larry Willis lo conocí cuando me invitaron a tocar por una semana con Sunny Fortune, recuerdo muy bien que era Día del Padre y mis mellizas recién habían nacido. Entonces Larry Willis tocaba piano en ese grupo y nos hicimos amigos, así que se mudó a mi apartamento por 2 años y trabajamos todos los días y él me enseñaba cosas y yo le enseñaba a él. Recuerdo que quería aprender como lidiar con la clave. Es un genio en el piano, armónicamente un genio. Me encanta tocar con Larry. Joe Ford, conocí a Joe Ford mientras tocaba con McCoy Tyner. Me llamaron a tocar con McCoy y Joe ya tocaba con el por ocho años. Otro gran músico, Joe toca de manera excelente su instrumento, y está con nosotros desde el comienzo.

 

¿A esta altura de tu carrera qué tipo de música prefieres tocar?


Cualquiera, No tengo preferencia. Yo puedo y voy a tocar cualquier estilo musical. La única preferencia que tengo es luego de determinar si es buena música o mala. En ese caso, escogeré la buena…. Sin importar el género, he grabado con músicos de Mali, con los gitanos… Estoy seguro que puedo grabar cualquier estilo musical.

 

Hablamos acerca de tu instrumento? Las Congas, la Trompeta , no muchos percusionistas hoy en día tocan el modelo de congas que tocas tú...


Las congas que uso las hace una persona llamada Junior Tirado en Brooklyn. Desafortunadamente, Junior está muy mal en estos días. Junior aprendió a fabricar congas gracias a Raúl, el hermano de Arsenio Rodríguez. Yo uso las congas de Junior por más de 30 años, tengo un set aquí en Estados Unidos y otro en España. Acerca de la trompeta, todavía sigo practicando (RISAS)

 

En estos días se está grabando muchos homenajes y repitiendo cosas del pasado, personalmente yo no creo que vamos a algún lado. ¿Qué opina Jerry González de eso?

 

Depende del nivel de los músicos, de su creatividad. Yo no voy por el mundo diciendo que estoy grabando cosas nuevas porque grabo cosas del ayer, pero le pongo lo mío y dejo que los músicos en la banda pongan lo suyo. Respeto las raíces, pero todo depende de lo que cada músico quiere hacer. Lo único es que a mi ningún productor me va a decir lo que tengo que grabar. Siempre voy a grabar lo que yo quiero.

 

 

“Me siento como Los Muñequitos de Matanzas”


Eres uno de los pocos músicos que están en el escenario con cinco congas. Dime, ¿por qué?


Yo creo que he ido evolucionando poco a poco, comencé con solo una… (RISAS). Pero en ese tiempo lo hice a propósito para aprender su función sólo repicando y tocando el tumbao, sólo manteniendo el tiempo sin tocar solos. Me costó mucho… Aprendí a llevar la marcha, es algo que puede parecer algo muy simple y ala misma vez muy aburrido, pero que se tiene que hacer porque es muy importante y fue un descubrimiento poderoso. Entonces empecé a tocar con dos, tres y cuatro y cinco. Cuando estoy tocando con cinco congas me siento como los Muñequitos de Matanzas, todos ellos dentro mi. (RISAS)

 

Gracias por esta conversación, Jerry…


racias a ti por la entrevista. Cada vez que llego a Los Ángeles me encanta pasar por Alma Del Barrio , aparte que tú tienes casi todos los discos que yo he grabado en treinta años y, aunque no lo creas, no tengo ninguno de ellos (RISAS).

 

 


Moliendo Café/ Fort Apache Band/ Obsesión.

 

Con Fort Apache Band grabamos este disco en 1992. Los productores eran unos japoneses. Ellos me dieron una lista de números que ellos querían que grabáramos, y les dije: “No, no...” Así que yo arreglé la lista y empecé a grabar otros números porque me tenían tocando unas cosas bastante extrañas. Así hice este tema que es de Pedro Flores y se llama “Obsesión” .

 

Rumba para Monk/ Fort Apache Band

 

“Nosotros hicimos este disco a finales de la década de los ochenta como homenaje, un poco después que falleció Thelonious Monk. Monk era un gran compositor y pianista, tremenda figura en el jazz. El armónicamente utilizaba acordes que eran extraños para muchos en su tiempo. El es uno de los pioneros de ese género. La música de él tiene algo que mantiene la clave. Yo he escuchado y estudiado todos sus discos y lo sigo haciendo. Cuando yo escuchaba los discos de Monk yo sentía rumba en sus temas. En el mundo del jazz mucha gente conoce la música de Thelonious Monk, pero los que escuchan latin jazz no sabe mucho de él. Así que cuando hicimos este disco tanto la gente que escucha jazz como los que escuchan latin jazz se quedaron impresionados con lo que hicimos. Y hasta hoy los críticos dicen que este es uno de nuestros mejores trabajos”.

 

 

 

DERECHOS RESERVADOS

www.mambo-inn.com

 

 

MAS NOTICIAS EN:

Logo_de_Facebook

La Hora Faniática

APUNTA Y DISPARA

sorpresas