Escucha el Portal de los Grandes Salseros en: Mambo-inn Radio


 

 

ROBERTO ROENA


El Señor Bongó


Por: Guido Herrera-Yance
This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it


Roberto Roena visitó el programa Alma del Barrio de Los Angeles, California, y con su característica franqueza habló sabroso acerca de su extensa trayectoria que lo han convertido en una de las leyendas de la salsa. Habló de sus inicios con Rafael Cortijo, de su paso por El Gran Combo de Puerto Rico, de su Apollo Sound, de su figura impescindible en Fania All Star, de su reciente disco Señor Bongó .


¿Cómo llega al Combo de Cortijo?


Déjame decirte que fue de pura casualidad. Yo lo que hacía era jugaba pelota. Lo que pasa es que yo bailaba con mi hermano en un programa de televisión donde tocaba Cortijo, y todas las semanas estábamos junto con El Combo y ya yo tenía mis inquietudes en la percusión. De momento, Rafael necesitó a alguien para la percusión, así que llamó a mi mamá porque yo tenía de quince a dieciséis años. La respuesta de mi mamá fue: “pero si mi hijo no toca nada” (RISAS). Pero gracias a Rafael Cortijo que estuvo tres meses insistiendo todas las tardes llegue a ser lo que hoy en dia soy. No puedo pasar por alto que todito lo que soy se lo debo a él. Mi agradecimiento pa' él .

 

 

¿Y de dónde sale Roberto Roena el bailarín?


Bueno, en la casa de nosotros el ídolo era mi tío Aníbal Vásquez. Mi hermano mayor y yo hacíamos una copia del grupo de Aníbal, que era una pareja de dos hombres que bailaban. Así que lo imitábamos. Por otro lado, en la familia todo el mundo bailaba.

 

¿Cuantos años con Cortijo?


De ocho a nueve años... Diría que Cortijo es como mi padre.

 

¿Siempre de bongocero?


Sí señor. Ese recuerdo vive latente en mí. O sea, como te dije, todo lo que hago lo hago con el mayor respeto, que fue lo que aprendí para la música. Porque es la forma que tengo de vivir y de hacer las cosas. No podría hacer nada sino hago las cosas con respeto. Por su puesto dentro de mis limitaciones tratando de dar lo mejor de mí. Pero el día que merme eso me quito, porque no podría hacerlo.

 

Ha tenido que haber un gran cariño de parte del señor Cortijo hacia usted para que este dedicara su tiempo para enseñarle a una persona a tocar bongó...


El individuo venía todos los días a las tres de la tarde y con tanto trabajo que el tenia... Tener esa cuestión de él para con mi persona, hasta hoy, yo no sé cómo agradecerle. Para ese entonces yo tenía como quince años.

 

¿Cuánto tiempo pasó desde que empezó a aprender bongó hasta que Cortijo dijo: “tú estás listo para El Combo?


Más o menos como tres meses. Ese era mi destino, la forma de enseñar de ellos a mí. Llegó un momento en que sentí que todo era: “taquitipaquiti…”, y eso todo el tiempo. Hasta que una vez le dije: “Rafa, yo no voy a salir de esto?” Y me respondió: “¿Por qué quieres salir de esto? Aprende a gatear y después camina”. Yo le agradezco. Sin Rafael Cortijo no hubiese sido nada yo.

 

 

(*) Roena:


“Al lado de Cachao me siento como un pollito”


Siempre he tenido la suerte de compartir con grandes compañeros, como con esta persona que tengo a mi lado, que es lo máximo. Imagínate, ahora me siento como el pollito que está metido en la jaula del mayor. Estoy aquí al lado de quien considero y estoy seguro que es, el que nos ha llevado a nosotros a esto. Estoy al lado de la persona que lo hizo. Yo me siento bien halagado, y le doy unas gracias a dios, pero bien grande, es una cosa bien bonita que uno en vida esté al lado de una persona que ha hecho lo que toditos nosotros vivimos hoy. Se lo debemos a este caballero que fue quien inventó esto y estamos hablando de cosas grandes. Me refiero a Israel López Cachao...”.

 

(*)Roberto Roena e Israel Lopez Cachao, visitaron la "Alma del Barrio" el mismo dia.


 

¿Entonces podemos decir que usted es el mejor alumno que ha dado Rafael Cortijo?


Estoy seguro de eso: El mejor alumno de Rafael Cortijo y el más agradecido también. En cada entrevista mía no puede faltar Cortijo. A la vez que me siento un poco sentido con el pueblo hoy en dia porque han olvidado a Cortijo.

 

Hoy en día la música ha cambiado tanto, pero la música de Puerto Rico no sería la misma sin Rafael Cortijo…


Es así. La música y te diría que la vida como seres humanos y como personas no hubiese sido lo mismo sin Cortijo, me refiero en términos económicos también...

 

¿Es cierto que El Combo de Cortijo fue la primera orquesta de gente de color tocando en hoteles para blancos?


Fue así, la primera. La primera que tocó en hoteles de primera clase y la primera en que tocaban todos los músicos parados también. Todo el mundo estaba parado ahí, tocando y bailando. Cortijo innovó muchísimas cosas que la gente, tal vez por falta de orientación de los medios de comunicacion o por lo que sea, hoy en dia no conoce.

 

Usted es considerado por la critica como un improvisador, uno de los pocos directores que sin haber estudiado música mantiene su orquesta por muchos años?...


Bueno gracias pero eso no es totalmente cierto, en la musica popular lo han hecho varios, Rafael Cortijo, Benny Moré, Arsenio Rodríguez…

 

Sin saber nada de música, ¿le costó mucho trabajo dirigir su banda? me refiero al comienzo, alla por 1969...


Bueno, todo cuesta esfuerzo y trabajo. Lo que pasa es que he tenido y tengo la suerte de contar siempre con unos compañeros muy capacitados y, desde luego, que a mí me gusta que todos se sientan parte del grupo y toditos se sienten como debe ser: una familia.

 

 

¿Cómo empieza con El Gran Combo de Puerto Rico...?


Voy a decirle la verdad porque hay un respeto bien grande por todo lo que pasó. Resulta que toditos éramos miembros de Cortijo y su Combo y surgió un problema con Ismael Rivera que no viene al caso recordar, porque todo el mundo sabe. Entonces al llegar a Puerto Rico, Ithier y los muchachos teníamos un poco de resentimiento y de bochorno por lo ocurrido, y decide la mayoría hacer una reunión. Como mi mamá estaba en Nueva York y yo era el único que vivía solo, entonces en mi casa se hizo la reunión y se decidió hacer El Gran Combo y avisarle a Cortijo sobre esta idea. A esta reunión no invitaron a Rafael Cortijo ni a Ismael, por supuesto, ni a Mario Cora ni a Sammy Ayala. Y se hizo la reunión en mi casa porque yo era el nene, a mí me decían ‘El Nene'. A pesar de mi juventud yo estaba de acuerdo con la decisión. En mi existía, existe y existirá un agradecimiento al señor Rafael Cortijo, por lo que ya he contado y porque él estuvo bastante tiempo fajado conmigo, y yo le dije a los muchachos que estaba de acuerdo con ellos, lo único que yo no me sentía en posición de dar el paso porque no lo podía hacer. Y toditos ellos me cayeron encima: “Mira Roberto que...” Yo les dije que todito estaba bien, que lo entendía y aceptaba, pero no estaba en mí abandonar en ese momento a Cortijo...

 

Pero como músicos tenían que trabajar y seguir manteniendo a sus familias, y era una opción que tenía que tomar...


Yo nunca estuve en desacuerdo con que ellos lo hicieran. La posición mía era muy delicada. Yo le debo todito a ese señor y no puedo... y me quedé. Yo me quedé con Cortijo y resulta que, como a los nueve meses cuando termina el problema de Cortijo y porque la mayoria de musicos estaban en El Gran Combo Cortijo decide irse pa' Nueva York, en ese entonces Ismael tuvo que ir a cumplir con su problema. Entonces ahí es que empiezo a trabajar con Mario Ortiz, con quien permanecí dos o tres meses. Para ese entonces El Gran Combo tenía un programa de radio y viene la oportunidad de entrar al grupo y entré. El bongocero original de EGC se llama Maninín Vásquez. Y el primer cantante fue Joseíto Mateo. En el primer álbum, Menéame los Mangos , yo no estoy. De ahí en adelante yo estoy. Tuve una suerte grande porque al mes de empezar con EGC fue el primer viaje, y de ahí para adelante todo el mundo sabe lo que ha sucedido hasta el día de hoy. La máxima representación de Puerto Rico es El Gran Combo y mi corazón está ahí, los quiero mucho y siento un gran orgullo de haber estado ahí y me siento parte de ahí.

 

 

(*) Tite Curet:


“El triunfo de Roberto también fue mío”


“El triunfo para Roberto fue muy grandioso y lo ubicó bien. Que haya dejado EGC para esa época fue una tragedia. Y él se fue e hizo su grupo aparte y yo se lo ayudé a formar. De manera que el triunfo de Roberto, para qué negarlo, fue mío también. Cuando escribí el primer tema que ellos grabaron, “Y tú loco loco, pero yo tranquilo”, eso cundió en Puerto Rico, Nueva York, Santo Domingo. Cantaba Piro Mantilla que, en ese tiempo, se hizo a la mar como sonero, aunque ya cantaba. Ahí llegó también otro tema mío, “Candelón”, un cuento de un malote, un tipo de barrio. Y “Chotorro”, que es un tema dedicado a ese que siempre en los trabajos va con cuentos de sus compañeros al jefe. A esos tipos aquí le decimos que son chotas, el chota es rata. Mezcla de chota y de cotorro y, por eso, la frase de Chotorro, siempre donde quiera hay gente son confidentes, los que van contando cosas a la policía...".

 

(*) Monlogo de Tite Curet Alonso sobre su trayectoria. Grabadoespecialmente para el doctor Luis Delgado-Aparicio y su programa Maestra Vida de Lima-Per durante la decada de los 80s.


 

Usted pasó por El Gran Combo, Estrellas de Fania… Se puede decir que esas experiencias marcaron el inicio de la revolución de la salsa en el mundo, y usted fue parte de ella. Cuéntenos...


Es una época bien bonita para mí. Desde luego hay que darle las gracias al señor Jerry Massucci que llevó eso al mundo. Las Estrellas de Fania fue algo muy bueno, pero también bien incómodo porque entre los que participábamos había ciertos egos que no dejaban bien a la música, porque el compañerismo existio y todavia existe, que quede bien claro lo que estoy hablando. No hay que, ni voy a nombrar a nadie. Tal vez por el hecho de la misma popularidad, tal vez haya sido así. Muchas veces se les olvidaba que estábamos tratando de hacer música, que aquí nadie es mejor que nadie. Mientras fuese así sería un mundo mejor, pero es la vida, sobre todo una época muy grande y muy bonita que, de hecho, sembró mucho para que hoy siga eso. Vino un tiempo en que mermó todo como suele ocurrir, luego el fallecimiento de algunos, la ida de otros, lo que sea. Pero me siento orgulloso de haber pasado por ahí. Estoy hablando de la parte más negativa. Lo positivo está grabado, me consta que como profesionales que son todos... Digo esto para que si un compañero que está escuchando ahora y esta tratando de hacer música, evite que pase eso en cualquier agrupación que sea. Toditos hemos pasado por eso... duele un poquito cuando uno está haciendo música y poniendo el corazón y hay alguien que no respeta esa forma o se sienten superiores, eso no sirve.

 

Tantas cosas se hablan de Fania. Sin embargo, muchos músicos dicen que no era lo que es hoy, cada músico tenía la libertad de hacer lo que querían hacer. Y el resultado es tanta música buena que se grabo. Todavía se venden los discos de Fania como si fueran de hoy...


Yo sabía lo que quería con mi orquesta y nadie podía venir a decirme lo que yo iba a hacer porque no creo que nadie supiese lo que yo quería. Jerry Masucci, entró una vez a hablar a una sesión mía e hizo como un gesto como que no le gustaba lo que estaba grabando y yo le dije: “me hace el favor y se sale”. Bueno, dije: “la compañía es tuya, pero el grupo mío”. Sencillamente, se salió .

 

 

¿Cuándo decide formar su orquesta Los Megatones?


Fue en el 67. Yo ya era parte de EGC. Los Megatones actuaban solamente los miércoles para descargar y ahí llegaba todo el mundo. No había músicos fijos, el que llegaba tocaba. No había músicos estables. Fue un paso bastante atrevido, ya que de estar en una agrupación como EGC y salir de ahí para hacer mi propio grupo, hay que ser bien atrevido.

 

Usted empezó a experimentar con su Apollo Sound algo que no hacían en ese tiempo, por ejemplo música de Brasil, infuencias de otro tipo que no se entendió en esa época en la ciudad de Nueva York...


Exactamente, esa fue una de las razones primordiales por las que quise hacer el grupo yo. Entendí y sigo entendiendo que la música es universal, que no deben existir limitaciones en cuanto al ritmo u otro aspecto, porque si los americanos aplican lo nuestro, ¿por qué nosotros no podemos aplicar lo de ellos? Nosotros podemos aplicar cualquier tipo de música. Fue un momento en que entendía que estábamos tocando la masa, yo busqué que crear un estilo.

 

Pasan los años y la gente sigue pidiendo sus temas: “Y tú loco loco”, “Lamento de concepción”...


Muchas gracias... Por lo menos en lo que a mí respecta, siempre que voy al estudio voy con respeto y conocimiento de que los surcos ahí van a quedar para toda la vida. Con mi música quiero poner un grano de arena, no vaya en el futuro a arrepentirme de lo que hice.

 

Cuando está en casa tranquilo, descansando, ¿que es lo que escucha?


Descansado? Cuando? (RISAS) Cada vez que estoy en casa estoy escuchando música. Para decirte que puedo estar dos o tres días a la semana que esté libre, me siento a las diez de la noche y me dan seis o siete de la mañana escuchando música ....

 

 

Cachao:


Mi hermano Roberto Roena


“Roberto Roena no es mi amigo, es mi hermano, una de las glorias de Puerto Rico. Usted puede tener la seguridad que no hay persona que haga las cosas tan correctas como él, porque él baila bien y toca bien. Eso es muy difícil. Usted puede tocar bien, pero no baila. Usted puede bailar bien, pero no toca. Y en eso no hay quien le gane a Roberto Roena”.

 

 

¿Pero tiene un género específico que le guste escuchar?


Bueno, tengo mis preferencias. Por ejemplo, me gusta mucho el jazz, parece como que no concuerda, pero... Me gusta mucho la música de feeling, los números con mucho mensaje.

 

Elena Burke, Pablo Milanés...


Esa es la música mía. Todavía en esta época sigo escuchando a Cortijo e Ismael.

 

¿Es una manera de nutrirse?


¿Sabes que siempre encuentro algo? Y me voy bien lejos pa'llá y es una manera de nutrirme el sentimiento musicalmente, rítmicamente, me llena mucho.

 

Papo Lucca y usted quizá fueron los primeros en grabar música de Pablo, Silvio y de Adalberto Alvarez?


Sí, siempre tengo números de Adalberto.

 

Me contaron una vez que estaba en el estudio con unos pentagramas musicales y que cada vez que el director queria que leyera los papeles usted se iba para afuera, pero cada vez que era la hora de tocar usted regresaba... (risas)


Eso fue aquí en Los Angeles. Resulta que Jerry Masucci nos trae unos arreglos de un tal Gene Piaget, me parece que ese el nombre del arreglista o talvez otro nombre más raro. La cuestión es que escriben la partitura de ritmo para que la Fania All Stars la grabara, Ese fue el primer álbum de FAS para CBS. Bueno, ponen la partitura de piano y cuando estan a punto de entregarme mis partituras en seguida me dio ganas de ir al baño (RISAS) y entonces dice el director: “vamos a repasar esto” Ya en el baño dejé la puerta entreabierta y estuve oyendo el ensayo... Entonces escuché: “vamos a tocarlo de nuevo": Y como yo tengo una grabadora por mente, cuando regresé dije: “ponme el papel ahí, ya para eso yo me sabía de memoria el arreglo completito”(RISAS). Entonces Ray dice: “vamos a hacerlo con el bongocero nomás y luego ustedes ponen la otra parte”. Mi compadre Papo Lucca te lo contó, verdad?. Lo que pasa es que yo no leo ni las caricaturas (RISAS).

 

 

A propósito de Los Angeles ¿qué le parece El Congreso de la Salsa realizado en esta ciudad?


En mi humilde opinión es el mejor de todos. Este proyecto de los congresos mundiales empezó en Puerto Rico y se supone que es el máximo acontecimiento en la isla, pero es el de aquí el de Los Angeles, el que en realidad es el mejor, el más cómodo, el más profesional, muy bien por toda la gente que trabaja en su producción. Pasarán muchos años para que el de Puerto Rico llegue al nivel del que se está haciendo aqui en esta ciudad.

 

Lo que pasa es que aquí esta Hollywood y se todos se tiene que pulir (RISAS)?


Está Hollywood y seguimos siendo latinos. Por eso admiro lo que se esta haciendo porque se les ha ido la mano positivamente a los productores. Es todo un orgullo para los latinos.

 

 

Lucky Number Seven:


“Que me castigue Dios”


“Rubén Blades es buen amigo mío. Eso salió así, espontáneo. Yo lo invite pa'llá. Son los primeros soneos de Rubén con Fania, antes no había grabado nada. No sé si decirte si tenía la libertad o la potestad pero así lo hacía, y yo hacía lo que me daba la gana en los discos míos porque era mi orquesta”.

 

 

 

Señor Bongó:


Es un disco por el cual hemos esperado mucho...

Si, hace unos años nos quedamos en el carril por problemitas con la compañia. Es un proyecto en el que hemos trabajado bastante, que se hizo con bastante corazón y mucho orgullo. Yo le tengo mucho cariño a este proyecto porque despus de tanto tiempo sin grabar le pusimos empeño y se hizo 99.9% de lo que yo quera hacer.

 

 

Ahí hay un tributo a un personaje que lo introdujo en la música, don Aníbal Vásquez...


Eso es así. Hay un tributo a él con vocal e instrumental también. El instrumental tiene mas de veinte músicos porque es un big band. Se me ocurrió hacerlo después de haber terminado el álbum. Sí, este big band en homenaje a mi tío...

 

Temas que se incluyen en Señor Bongó :

 

“Señor Bongó” , “No dejes de sonreir” , “Cantanr con un amigo” , “Tin tin ton ton” , “Deja que te toque Roberto” , “Abre tu corazón” , “Canto a la amistad” , “Por siempre Aníbal” , “Sin rencor” y “Por siempre Big Band”.


DERECHOS RESERVADOS

www.mambo-inn.com


 

MAS NOTICIAS EN:

Logo_de_Facebook

La Hora Faniática

APUNTA Y DISPARA

sorpresas