Escucha el Portal de los Grandes Salseros en: Mambo-inn Radio


 

Presentamos la entrevista a Bobby Valentín, el bajista de Fania All Stars, que estará con la agrupación emblema de la salsa el próximo viernes 23 de Noviembre en el Estadio Nacional de Lima. Un acontecimiento salsero que volverá a reunir a lo más graneado de esta música. A gozarlo Familia....!!!!

 

 

BOBBY VALENTÍN


La Evolución del Chacal


Por: Enrique Vigil Taboada
This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

 

La vitalidad que exhibe Bobby Valentín cada vez que sube al escenario a nadie hace imaginar que se trata de un músico con algo más de medio siglo de oficio. Y esto se debe a que no ha perdido esas ganas de los inicios, cuando el tropiezo es lo que está más cerca, cuando los sueños son las mejores notas. Su banda es una de las más respetadas de la salsa y siempre luce en su mejor nivel gracias a su talento y a su gran profesionalismo. Ni hablar de los grandes cantantes que siempre ha tenido. Cada uno un capítulo aparte.

 

El hilo telefónico acerca Lima a La Isla del Encanto y conforme vamos conversando con el maestro Bobby Valentín, uno ingresa a una seducción musical que quisiera hacer eterna la tertulia. Comparto este diálogo con los lectores de Mambo-inn.

 

Bobby Valentín, El rey del Bajo.


Maestro, hábleme, por favor, de sus primeros años en la música. ¿Cómo era el ambiente en su casa? ¿Qué música se escuchaba?


Bueno, mis primeros estudios musicales empezaron con la guitarra. En esa época escuchábamos nuestra música típica (Bomba, Plena) y mucha música de trío.. Luego cuando quedé huérfano me fui para un pueblo llamado Coamo, es allí donde empecé a escuchar más música de orquestas, lo que se llamaba ‘Big Bands', y donde compartíamos la música de los grupos locales (Cortijo y su Combo) con los que ya estaban en Nueva York (Tito Puente, Tito Rodríguez, Charlie Palmieri, Machito). Los que fueron mi gran influencia y los que posteriormente conocí cuando viajé a la gran ciudad.

 

Figura en su biografía que usted ganó a los once años de edad un concurso con una banda dirigida por usted. ¿Quiere decir que siempre tuvo claro que iba a dedicar toda su vida a la música?


Claro que sí. Desde pequeño me enfoqué en eso. No pensé en otra cosa que hacerme un músico profesional y disfrutar de ese arte toda mi vida.

 

¿O sea que tiene más de cincuenta años como músico?


Dirigiendo a mi orquesta voy a cumplir 43 ó 44 años y, como músico, 51 ó 52 años.

 

De esos inicios a estos tiempos, ¿Cuáles considera que han sido los cambios más marcados en la música?


Los cambios más marcados en la música se pueden observar en los formatos orquestales. Por ejemplo, en la época que empecé a escuchar esta música estaban las grandes bandas (Machito, Puente, Rodríguez). Esto es los años 60 para atrás. Luego vinieron orquestas como las de Eddie Palmieri, Joe Quijano, Ray Barretto, Johnny Pacheco, que cambiaron el formato orquestal haciéndolo más reducido, cerca de 7 ú 8 músicos. Este ha sido el gran cambio musical y que permanece hasta nuestros días.

 

 

Hábleme, por favor, de las bandas que más recuerde donde tocó, y ¿en qué momento decide formar su propia agrupación?


Bueno, en la década de los años 60 tuve la suerte, la gran oportunidad, de tocar en las orquestas de Willie Rosario, Joe Quijano, Ray Barretto, también fui miembro de la orquesta de Tito Rodríguez. Y toda esa experiencia que gané tocando con ellos me sirvió para luego formar mi orquesta en Noviembre de 1965. Hice una gran amistad con todos esos músicos, quienes siempre me aconsejaron. También conocí a Louie Ramírez (qepd). Una bellísima persona que jamás dejó de ayudarme en los comienzos con mi orquesta.

 

¿Por qué mientras muchos soñaban con llegar a Nueva York usted que ya tenía figuración y nombre decide regresarse a Puerto Rico?


Fíjate, Nueva York en aquel entonces era la cuna de la salsa. Todo lo que se escuchaba provenía de Nueva York. Y nosotros éramos parte de ese movimiento. Con mi orquesta tuve oportunidad de tocar varias veces en Puerto Rico y noté que algo estaba sucediendo –finales de los años 60-, estaban surgiendo varias orquestas locales como La Selecta , Tommy Olivencia, Mulense, Mario Ortiz, que junto a las veteranas Gran Combo, Sonora Ponceña y otras, estaban creando todo un fenómeno de la salsa en Puerto Rico. La cuna de la salsa se trasladaba a la isla y esa fue la razón por la que nos establecimos en Puerto Rico.

 

También se sabe que sus inicios además de la guitarra fue con la trompeta, pero mi pregunta es ¿qué lo cautivó del bajo para quedarse con este instrumento?


Cuando me vine a Puerto Rico con mi orquesta seguí tocando la trompeta que, dicho sea de paso, fue el único instrumento que yo estudié. Yo no estudié ni guitarra, ni bajo. Yo toco el bajo por accidente. En una actividad el bajista de mi orquesta no apareció y solicité los servicios del trompetista Juancito Torres que estaba tocando en la misma actividad, y yo tuve que tocar el bajo. Y fíjate, me gustó, sentí que la orquesta había tomado una dinámica diferente, un giro distinto.. Y a partir de ese momento, pues, ya no he dejado el bajo.

 


Tema “Doña Bella” incluido en su reciente disco.

 

...Y gracias a Dios que faltó ese bajista...!!!


(Risas)... pues, todo tiene un propósito en la vida. Me hice conocer más como bajista que como trompetista, además, trompetistas hay muchos. Claro, en las orquestas hay dos, tres o cuatro trompetas y solo un bajista. El bajista no tiene competencia. Además, es el corazón de la orquesta. A una orquesta le quitas el bajo y lo que se siente es un vacío, no hay profundidad, no hay cuerpo. Me llegué a identificar mucho con el bajo porque creé una identidad en mi orquesta, un estilo de cómo tocar el instrumento tanto en los arreglos como en las líneas melódicas que el bajo hace. Y luego, Jerry Masucci me puso “El Rey del Bajo” en una producción que grabé para Fania Records.

 

¿Cuál es su tipo de bajo preferido?


Me gusta mucho el bajo eléctrico porque me permite dirigir mi orquesta. Claro, tengo que buscar un bajo que me suene como el ‘baby bass', que tenga profundidad, y que se oiga bien latino para mantener el estilo y la identidad de mi banda. El bajo que actualmente uso es un Aspen que se creó hace 40 ó 50 años y que me da un sonido muy profundo y grueso. Mucha gente me pregunta cómo puedo sacar ese sonido al bajo eléctrico, tan peculiar, que otros músicos no lo pueden adquirir. Bueno, son cosas de la profesión.

 

¿Recuerda en especial algún solo de bajo que usted haya realizado?


Hay varios, varios, pero el que más me ha creado una identidad es el que tuve la oportunidad de grabar con las Estrellas de Fania en el Cheetah de Nueva York, “Descarga Fania”.


¿Cómo definiría usted el sello de Bobby Valentín, ese sonido que lo ha identificado a lo largo de tantos años?


Definitivamente, me costó trabajo llegar a ese sonido. Tenía que encontrar un instrumento que me ayudase a encontrar ese estilo, ese sonido que me identificara y me hiciera diferente, original. Además, es un complemento de varias cosas, la forma de tocar el instrumento en sí, el tipo de orquestación, los arreglos, en fin.

 

“Lo que busco de un Bajo es que tenga profundidad”.


Una curiosidad, ¿por qué lo llaman “El Chacal” cuando toca el cuatro?


Bueno, ese fue un apodo que me dieron en el disco Afuera donde están los temas “Son Son Chararí” , “El Jíbaro y la Naturaleza ” , “Jacobo Basura” , entre otros. Aquellas grabaciones de los años 60 y 70 se hacían en vivo en el estudio, es decir, con toda la orquesta allí. Esta modalidad permitía una serie de improvisaciones y dichos que salían en el momento. Así fue que Marvin Santiago, en pleno solo de cuatro grita: “El Chacal”, y Chivirico Dávila, que estaba en los coros, responde: “Así es como le dicen a Bobby Valentín cuando toca el cuatro”. Fue una cosa espontánea que nació en el estudio y debido al carácter tan jovial que tenían ambos cantantes.

 

¿Cómo hizo para seguir con Fania y tener su propio sello, Bronco Records? ¿No tuvo problemas?


Ningún problema. Mi primer contrato en Fania fue por cinco años, luego lo renové por cinco años mas, y es en ese momento que fundé mi sello Bronco Records. Siempre tuve muy buena relación con Jerry Masucci y Johnny Pacheco, por eso, ellos me apoyaron en la distribución de mis primeros dos discos. Además, cuando las estrellas se reunían siempre viajaba como parte de ellos, a pesar que ya no grababa en Fania.

 

A propósito de Fania, siempre me ha llamado la atención un disco que reunió solo a los instrumentistas y que se llamó California Jam . ¿Me podría contar algo al respecto?


Te voy a contar una anécdota respecto a esa grabación. Nosotros (Johnny Pacheco, Roberto Roena, Ray Barretto, Nicky Marrero y Papo Lucca) viajamos a California para grabar otro disco, y el arreglista, Gene Peige, encargado de la grabación, no pudo asistir. Entonces, al saber que el estudio alquilado se tenía que pagar se usara o no, Jerry Masucci, nos pregunta “sí podíamos inventar algo”. Pues, nos miramos todos y empezamos a tocar. Nos conocíamos tanto que con solo una mirada o un gesto ya sabíamos lo que venía. Estuvimos todo el día en el estudio, finalmente, sacamos el disco. El disco fue un exitazo, y nos permitió salir de gira por varios países.

 

“Mis arreglos hacen que dos trompetas suenen como cuatro”.


Maestro, de los tantos éxitos que ha arreglado, ¿tiene sus arreglos preferidos?


Hay muchos, muchos, muchos, pero los que me traen mayor satisfacción son el disco que grabó como solista Cheo Feliciano, donde está “Anacaona” , y que todos esos arreglos tuve el honor de hacer. Y el arreglo del tema “El Jíbaro y la Naturaleza ” , cuya instrumentación era pequeña pero lo arreglé de tal manera que sonase a ‘Big Band', como con 3 saxofones, 4 trompetas, etc, etc.

 

Algunos de los cantantes legendarios de la salsa han pasado por su banda, como Frankie Hernández y Marvin Santiago, ¿era difícil la relación?


No fue nada difícil. Primero, entró Frankie, luego entró Marvin, y después los puse a los dos juntos y no tuve ningún problema. Bueno, ellos tenían un problema de adicción, pero nunca me faltaron a alguna actividad y nunca hubo un problema de egos. Siempre se mostraron muy respetuosos, entre ellos y con sus compañeros de la orquesta.

 

¿A qué atribuye con otro gran cantante como Luigi Texidor, que cantó con usted, no haya tenido el reconocimiento en grande que se merece?


Cuando Marvin Santiago sale de la orquesta, yo estuve probando a varios cantantes por espacio de cuatro meses, entre ellos, a Sammy Gonzales. Tremendos cantantes eran todos ellos, pero había una duda, había algo que yo encontraba, algo como que no cuajaba en el estilo de la orquesta. Es en momento que me entero que Luigi Texidor ya no estaba con la Sonora Ponceña y decido llamarlo. Marvin Santiago era un tipo de pueblo con mucha picardía y yo lo tenía que sustituir por alguien con el mismo perfil. Y qué mejor que Luigi. Además, teníamos el tema “Nací Moreno” y el único que lo podía cantar, pues, era él.

 

¿Es posible celebrar los 35 años de “ La Boda de Ella” junto al Cano Estremera en su banda?


Bueno, en estos momentos estoy muy enfocado en la tarea de producción y de seguir promocionando nuestro trabajo, no he pensado todavía en eso. Creo que tiempo al tiempo. No te puedo decir, en estos momentos, ni que sí ni que no. Ando muy concentrado en los proyectos y viajando con la orquesta.

 

Su música es irresistible. Así lo pensó Víctor Manuelle
en el Día Nacional de la Salsa 2004, Puerto Rico.


En su carrera hay algunas cosas inusuales en el género, como cuando grabó en la cárcel y cuando hizo varios discos de boleros con Vicentico Valdés. ¿Qué motivó cada una de estas experiencias?


Primero, lo de la cárcel fue el comienzo del sello Bronco y quería hacer algo impactante que vendiera y que proyectara el nuevo sello. Y segundo, lo de Vicentico Valdés fue un exquisito experimento porque él era mi ídolo y por tu ídolo haces lo que sea. Pues, se me ocurrió hacer este disco de boleros y fue tanto el éxito que terminamos haciendo dos discos mas. Fíjate que hasta Cuba llegó el éxito porque nos llegaban gran cantidad de cartas a la oficina felicitándonos por el disco. Ahora, si me preguntas, cómo llegó el disco, pues, no sé.

 

¿Qué quiere decir su producción Evolution? ¿Marca un cambio en relación a lo que ha venido haciendo o es volver a esas otras influencias musicales que usted tiene desde sus inicios?


Pues, ambas cosas. Volver a las influencias musicales de antaño y hacer un cambio de lo que veníamos trabajando. Porque yo creo que el público está preparado para cambios. Y esa es mi meta, hacer algo distinto a lo anterior, en lo musical, en el estilo de arreglar, presentando talento nuevo como Julio López y Alberto Texeira, teniendo invitados, implementando guitarras eléctricas a la orquesta, etc. Todo eso es parte del proyecto y porque me gusta estar evolucionando todo el tiempo.

 

¿Asustó a sus seguidores el toque Pop Rock Latino y con guitarra eléctrica?


Bueno, yo creo que no, porque desde que salió el disco recibí llamadas felicitándome. En las entrevistas que he concedido también me han expresado su aprobación. Creo, a todos les ha gustado el cambio, la selección de los temas, los arreglos, los invitados, la presentación del CD, la envoltura, la inclusión de videos y detalles de la grabación, en fin, no he recibido ningún comentario negativo acerca de ese disco.

 


Bobby Valentín y su más reciente disco "Evolution".


¿Giselle es la primera cantante mujer que graba con usted?


No, porque en el disco Symbol of Prestige grabó una cantante llamada Marima un tema romántico. Y ahora está Giselle que canta un tema que hizo Machito hace como 50 años pero en una onda Pop Rock.

 

¿Cómo ve la salsa en estos días?


Bueno, la salsa está en un permanente vaivén, sube y baja, parece que va a arrancar de pronto se aguanta. Sin embargo, te diría que hoy lo que se está vendiendo es más salsa tradicional que salsa romántica. Claro, ambas son música salsa pero la tradicional es más pesada, más bailable, más agresiva y se incluyen todo tipo de temas, romántico, jocoso, rumbero, para el sonero, para bailadores. La salsa pesada, como decimos nosotros, tiene más variedad que la salsa romántica.

 

Gracias, maestro...!!!!


A ustedes y al Perú, por el apoyo desplegado en todos estos años. Qué ganas tengo de regresar a Lima...Y lo haré nuevamente con las Estrellas de Fania....!!! Muchas gracias.

 

 

DERECHOS RESERVADOS

www.mambo-inn.com

 

 

MAS NOTICIAS EN:

Logo_de_Facebook

La Hora Faniática

APUNTA Y DISPARA

sorpresas