Escucha el Portal de los Grandes Salseros en: Mambo-inn Radio


 

Umberto Valverde es un viejo conocido de Mambo-inn.com. Cuando era jefe de prensa del club de f√ļtbol Am√©rica de Cali, visit√≥ en varias ocasiones nuestro pa√≠s. Entonces establecimos contacto con este escritor al que podemos situar en el post-boom de la literatura latinoamericana. Antes que escritor, Umberto es salsero bravo. Es autor de los libros Bomba Camar√° (cuentos), Celia Cruz: Reina Rumba (novela-reportaje, con pr√≥logo de Guillermo Cabrera Infante), Qu√≠tate de la V√≠a Perico (Historia de la M√ļsica en Cali), Reportaje cr√≠tico al Cine Colombiano, Abran Paso: Historia de las Orquestas Femeninas en Cali y del libro Memorias de la Sonora Matancera. Durante varios a√Īos fue director del peri√≥dico La Palabra de la Universidad del Valle de Cali. Adem√°s, durante m√°s de dos d√©cadas ha escrito la columna Barcarola. Ahora, Umberto, hijo predilecto, del barrio Obrero de Cali, nos entrega este sabroso art√≠culo sobre una de las leyendas de nuestra m√ļsica: Maelo. Esc√ļchenlo...!!!


 

ISMAEL RIVERA, EL SONERO

 

Por: Umberto Valverde

 

 

En un hermoso y vibrante testimonio de Edgardo Rodr√≠guez Juli√°, autor del libro El Entierro de Cortijo podemos captar la imagen desolada de Maelo en uno de los peores momentos para los seres humanos, la muerte del amigo. La foto incluida lo dice todo: Ismael Rivera, el sonero mayor, va a la cabeza del cortejo, con gafas oscuras, barba blanca y una calvicie profunda. La imagen de Cortijo y Rivera se hicieron legendarias en ese tesoro perdido que se llama Calypso, una pel√≠cula que asombr√≥ al barrio Obrero en los a√Īos 60s. Eran los tiempos de ‚ÄúQu√≠tate de la V√≠a Perico‚ÄĚ, ‚ÄúYo le vi la cara a Severa‚ÄĚ, ‚ÄúCon la punta del pie Teresa‚ÄĚ y ‚ÄúMaquinolandera‚ÄĚ.

 

Ismael Rivera

 

Esta relaci√≥n, cerca de diez a√Īos, se cort√≥ un d√≠a por la ya sabida historia del decomiso de droga en la aduana de Puerto Rico. Despu√©s vinieron sus diferentes etapas hasta que una vez lo pudimos ver en Cali, contratado y patrocinado por otro difunto. Larry Landa, pero en una situaci√≥n precaria, sin voz y seguramente liquidado por el vicio.

 

C√©sar Pagano ha publicado un folleto titulado Ismael Rivera y hace un tiempo hemos le√≠do un texto de Rafael Quintero en el suplemento de El Pa√≠s, con la colaboraci√≥n de Gary Dom√≠nguez. En las dos exposiciones, que tienen como referencia el an√°lisis de C√©sar Miguel Rond√≥n, se plantea una diferencia en torno de su √©poca de producci√≥n con el grupo Los Cachimbos, dirigido musicalmente por Javier V√°squez, pianista de La Sonora Matancera. Rafael Quintero sostiene, como Rond√≥n, que √©ste es un per√≠odo importante y significativo. En cambio, C√©sar Pagano afirma lo contrario: "Los Cachimbos no tuvieron la calidad excelsa que demandaba un sonero como Maelo". Para Rafael Quintero la etapa de Rivera con Los Cachimbos gesta un nuevo estilo y acierta en grandes temas como ‚ÄúControversia‚ÄĚ y ‚ÄúEl Incomprendido‚ÄĚ.

 

Ismael Rivera es uno de los pilares de la m√ļsica antillana. Es una vertiente que tiene un valor especial en cuanto llev√≥ a su m√°xima trascendencia la bomba y la plena, expresiones aut√©nticas de Puerto Rico. "Yo soy cantante, y no por milagro soy porque tengo voz", dec√≠a el Sonero Mayor. Lamentablemente, cuando Larry Landa lo trajo por Colombia era una sombra de su fama, la agon√≠a de un mito. En realidad, el gran Ismael Rivera que seguir√© amando y respetando es aquel que estuvo ligado a Cortijo, amigo de la infancia, el mismo de ‚ÄúQu√≠tate de la v√≠a Perico‚ÄĚ y ‚ÄúYo le vi la cara a Severa‚ÄĚ.

 

 

De todas maneras los puntos de vista sobre una etapa posterior quedan planteados por Rafael Quintero y C√©sar Pagano. Maelo comprendi√≥ que una parte de su vida se fue con Cortijo. Desconsolado se aferraba a su cuerpo. Una vez m√°s, √©l que nunca fue fuerte, expres√≥ debilidad gimiendo. La prima de Cortijo le dijo: ‚ÄúEst√° bien, Maelo, no, no, no puedes seguir as√≠‚ÄĚ. Y llam√≥ a los amigos: ‚ÄúS√°quenlo afuera a que coja aire‚ÄĚ. M√°s all√° de la nostalgia, de la evocaci√≥n de una impresi√≥n, es interesante que se produzcan textos en Colombia o Latinoam√©rica que pretendan analizar la producci√≥n musical de un cantante que ha sido un emblema para varias generaciones. Maelo, El Sonero Mayor, Ismael Rivera, el amigo de Cortijo. El mismo que vimos en el Coliseo del Pueblo cantando ‚ÄúLas Caras Lindas‚ÄĚ con voz quebrada, destruido por el paso del tiempo, de una vida desordenada y por el recuerdo del ayer.

 

DERECHOS RESERVADOS

www.mambo-inn.com

 

 

MAS NOTICIAS EN:

Logo_de_Facebook

La Hora Fani√°tica

APUNTA Y DISPARA

sorpresas