Escucha el Portal de los Grandes Salseros en: Mambo-inn Radio


 

 

UN ENSAYO PARA BAILAR FRENTE A LA PC

 

Internet, ese Regalo del Alma

 

Por Eloy J√°uregui Coronado

This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

 

‚ÄúPara componer un son se necesita un motivo y un tema constructivo y tambi√©n inspiraci√≥n‚ÄĚ.

Ismael Miranda


OBERTURA. Esa noche, all√° en el bar de Carlos Loza Arellano, tan parecido a un yate luciferino en los mares de la avenida Dos de Mayo en El Callao, el maestro chalaco me contaba que fue en la Calle Constituci√≥n donde escuch√≥ por primera vez y en un viejo solar, que la m√ļsica cubana se desbordaba desde el fondo del quinto patio y junto a la ermita. Era la voz de Miguelito Cun√≠, aquel que cantaba como La Academia del Son, que as√≠ era como llamaban a la orquestica -una se√Īora banda- de don F√©lix Chappott√≠n, quien a saber, fue el primer trompeta del Gran Conjunto de Arsenio Rodr√≠guez, all√° por 1949.

 

Cierto, como diría don Helio Orovio, era conjunto -colectivo filarmónico hubiera explicado en medio de un ataque de hipo el gran Arsenio Cue, personaje memorable de novela TTT de GCI, ustedes me entienden- con esa fuerza rítmica inconfundible, con voces de calibre y con un repertorio envidiable que alterna a los clásicos con figuras de la época. Se refería, lógico, a los sincopadamente famosos del Conjunto Casino y su factótum, el gran Roberto Faz.

 

Eloy Jauregui

Eloy J√°uregui y la Gente del Callao

 

La an√©cdota viene a cuento porque esa m√ļsica que sal√≠a de las entra√Īas del callej√≥n no era de disco, radiola, rockola, pick up o como diablos se llamen. Era m√ļsica de radio, y en vivo, es decir, en el preciso momento que Miguelito Cun√≠ interpretaba con L√°zaro Herrera, Oscar Velazco ‚ÄúFlorecita‚ÄĚ, Jos√© ‚ÄúPepe‚ÄĚ Mac√≠a, Jos√© Interina y el mismo Chapott√≠n, el "Guaguanc√≥ a los rumberos" de Arsenio, El Ciego Maravilloso [s√≠, con may√ļsculas]. Y vaya, c√≥mo sonaba. Pero es m√°s, la melod√≠a llegaba a El Callao en directo por la radio de onda corta desde Radio Progreso en los mismos pliegues de La Habana Vieja.

 

De ah√≠ que Loza se inflame de orgullo rosado con esta versi√≥n porque dice que sus antecesores chalacos sab√≠an bailar y estar al d√≠a con los √ļltimos hit que se produc√≠an en la isla del ahora caim√°n barbudo, mientras que los lime√Īos reci√©n disfrutaban de este man√° sonoro un a√Īo despu√©s y gracias a la compa√Ī√≠a a√©rea Panagra que aterrizaba all√° en Limatambo.

 

GROSSO Y ALLEGRO. En aquel tiempo y desde esos d√≠as, en nuestros pagos la gente se pregunta todav√≠a: ¬ŅDe d√≥nde son los cantantes? o ¬ŅPor qui√©n doblan las esquinas? Vaya uno a saber. Que los discos con el formato del antiguo septeto, m√°s piano, tres trompetas y tumbadora. Que las variantes del son y el guaguanc√≥ y hasta el son-afro o negro. Que desde esa vez, cuando con un tratamiento instrumental nuevo, arreglos orquestales -con influjo del jazz- la m√ļsica popular para la metaf√≠sica de la pelvis y el genoma del ritmo se hizo masiva, pues para ser sincero, lleg√≥ al Per√ļ por el oc√©ano y por el viento.

 

Cierto, que los puertos pertenecen al catastro bautismal y son los primeros receptores de la genialidad inventiva de extramares; qui√©n soy yo para negarlo. Pero desde aquellos a√Īos del cuarenta hasta los albores del siglo XXI -en plena revoluci√≥n de la informaci√≥n y el conocimiento- muchos r√≠os de sabor han pasado por debajo de nuestros puentes. Agua del clavelito, que nunca ser√° la misma, frente a la memoria del bailador o como sosten√≠a Her√°clito, el fil√≥sofo de ¬ęeso¬Ľ, hasta los cuerpos m√°s s√≥lidos tambi√©n pueden fluir si el sonido aplicado alcanza el valor necesario para que se produzca una arritmia permanente. A este valor se le llama esfuerzo de cadencia del s√≥lido, y marca la transici√≥n entre su comportamiento el√°stico y el pl√°stico, es decir cuando puede fluir con s√≥lo o√≠r.

 

 

Y uno que escribe sobre m√ļsica alucina alguna vez ser Palmieri. Y debo confesarlo, llevo 30 a√Īos tratando de que las letras de las m√°quinas [o las computadoras], por un artificio de osmosis propio de Obatal√°, se convierta en teclas de un piano -a la manera de Chucho Valdez- y que estas piezas para ser le√≠das sirvan para ser bailadas o conversadas en tiempo de bolero [obligado a escuchar a Cheo: "Conversaci√≥n en tiempo de Bolero" en la grabaci√≥n de Bobby Valentin Va a la c√°rcel de Bayam√≥n y decir como Pedro Vargas, muy agradecido, muy agradecido, muy agradecido, despu√©s del punto final.

 

Pero uno es feliz de otra manera. Escribir sobre m√ļsica y sus interpretes en Internet. Parafraseando a la obra p√≥stuma de Celia Cruz, es en realidad un Regalo del Alma. Y cierto, que www.mambo-inn.com no es el primero ni el √ļnico portal con sabor que hay en el ciberespacio. Pero que lujo es estar cantando m√°s que contando estas cosas m√≠as para que sean suyas, confesar que me sonrojo cuando dicen que me leen en la China y en la Calle Calma, que suelto una l√°grima cuando mi mujer que est√° tan lejos sabe que ese texto est√° dedicado a nuestro amor. Y por eso, ante el aniversario de este espacio electr√≥nico, construido a punta de ternuras arrulladas por la amistad y admiraciones emulsionadas por el cari√Īo, pues debo agradecer a la familia que procreo y nos reuni√≥, a don Kike Vigil Taboada y su se√Īora esposa. Y agradecer compartir con mi maestro, el doctor Luis Delgado-Aparicio Porta el mismo espacio de sabor y sandunga. Saber que estoy junto a mi hermanito Agust√≠n ‚Äúde Jes√ļs‚ÄĚ P√©rez Aldave; y todos atrapados por o√≠do de las fraternidades y tomados de la mano alentando una vida eterna junto a esa dama llamada Mabela Mart√≠nez, a los especialistas Guido Herrera-Yance y Rigoberto Villalta, a mi compadre Umberto Valverde -que me debe un ron de Cali- y tantos otros amigos que cuando uno aprieta el ¬ęenter¬Ľ, en realidad s√≥lo se encuentra con la familia, nuestra gente, con aquellos que tenemos el privilegio de construir la felicidad con el ritmo. Como dir√≠a don Andr√©s Caicedo ¬ęQu√© viva la m√ļsica¬Ľ.

 

 

DERECHOS RESERVADOS

www.mambo-inn.com

 

 

MAS NOTICIAS EN:

Logo_de_Facebook

La Hora Fani√°tica

APUNTA Y DISPARA

sorpresas