Escucha el Portal de los Grandes Salseros en: Mambo-inn Radio


Hace un a帽o nos lleg贸 la triste noticia del fallecimiento del patriarca de la Salsa en el Per煤, Don Lucho Rospigliosi Carransa, quien promovi贸 hasta el 煤ltimo minuto de su vida este ritmo que todos disfrutamos. Una neumon铆a fulminante acab贸 con su vida a los 86 a帽os de edad, sin embargo, su esp铆ritu, su fortaleza y su buena vibra sigue con nosotros. El Maestro sigue gozando en el Callao...!!!

Lucho Rospigliosi Carranza


EL TEMPLO SABROSO


Por: Enrique Vigil Taboada

This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

En la calle Constituci贸n, un antiguo jir贸n populoso en el coraz贸n del Callao, funcionaba un bar de guapos parroquianos que se convirti贸 en la d茅cada de los a帽os 50 en el templo de la difusi贸n de la m煤sica del Caribe. Gracias a su propietario don Luis Rospigliosi Carranza, considerado el patriarca de la salsa en el Per煤, se difundieron los primeros 茅xitos de Rafael Cortijo y su Combo, la orquesta Arag贸n, la Sonora Matancera y las voces de Benny Mor茅, Rolando La Serie, Daniel Santos y Vicentico Valdez, entre otros.

Don Lucho Rospigliosi Carranza, 鈥淓l Sabroso鈥.

En aquella 茅poca un actor mexicano llamado Antonio Bad煤, interpretaba a un personaje c贸mico 鈥楶epe, el sabroso鈥, recordado porque cuando se acercaba a la barra del bar ped铆a un vaso de leche. Don Lucho Rospigliosi Carranza, tambi茅n un apasionado del cine, tom贸 el nombre de ese personaje para su famoso local, El Sabroso. Posteriormente, con el mismo nombre abri贸 m谩s locales en otros distritos de Lima, tambi茅n una tienda de discos que le di贸 el m茅rito de ser la primera en vender discos importados, promoviendo as铆 la afici贸n de los coleccionistas.

Su condici贸n de empresario, mel贸mano y promotor de la m煤sica caribe帽a, lo inquiet贸 viajar a Nueva York para聽 visitar los famosos locales de baile. Concurri贸 al Palladium Ballroom, al Copacabana, al Village Gate, tambi茅n, a los salones del Hotel Waldorf Astoria. Conoci贸 a las principales figuras del g茅nero y cultiv贸 su amistad. Sus an茅cdotas con Frank Grillo 鈥楳achito鈥, Benny Mor茅, Celia Cruz, Rogelio Mart铆nez, Daniel Santos, Tito Rodr铆guez y H茅ctor Lavoe, son una interminable catarata de sentimiento.


Considerado el patriarca de la Salsa en el Per煤.

El Sabroso cumpli贸 una funci贸n trascendental en aquellos a帽os 50. Fue la alternativa radial del buen mel贸mano. A trav茅s de su rockola, marca 鈥楽eeburg鈥 modelo 100-R, se difundieron las m谩s recientes producciones discogr谩ficas del momento. Fue a trav茅s de marinos mercantes y a sus numerosos amigos que llegaban de los Estados Unidos quienes le tra铆an los 煤ltimos hits. Se escucharon por primera vez las virtuosas orquestaciones de Tito Rodr铆guez, Frank Grillo 鈥楳achito鈥, Tito Puente y, posteriormente, los aguerridos trombones de Mon Rivera, Eddie Palmieri y Willie Col贸n.

La fama de El Sabroso creci贸 tan r谩pido como la afici贸n por la m煤sica tropical. Sus clientes acud铆an de todos los barrios chalacos y lime帽os. Los bravos de La Victoria, del R铆mac, de Surquillo o de Barrios Altos, llegaban dispuestos a escuchar lo mejor de la cadencia caribe帽a. All铆 se mezclaron empleados, obreros y gente de toda condici贸n social. Todos bajo una sola consigna, disfrutar de la salsa brava.


En el Festival Chim Pum Callao fue homenajeado por el alcalde Alex Kouri.

Debemos precisar que no s贸lo mel贸manos o aficionados a la m煤sica llegaban a El Sabroso, tambi茅n lo hicieron intelectuales y periodistas, como Alfonso Tealdo, o como el notable pintor S茅rvulo Guti茅rrez, quien dibuj贸 la Monalisa en una pared del local mientras escuchaba un mambo de P茅rez Prado.

Los callejeros del baile hicieron del bar su habitat natural. All铆 bailaban solos, o mejor dicho, con la m煤sica. Se armaban impresionantes disputas entre barrios que terminaban en un duelo singular. Los mejores ten铆an que bailar con un vaso lleno de cerveza colocado en la cabeza sin perder el equilibrio. Quien demostraba el mejor despliegue art铆stico ganaba la sana competencia.


El General en su laberinto鈥..

Don Lucho Rospigliosi Carranza, definitivamente, es el responsable que en el Callao se goce la salsa como en ninguna parte del Per煤. Su bar, lleno de rituales, confesiones y descargas de sentimiento, ser谩 recordado por quienes pudimos asistir a 茅l, en alguna ocasi贸n, como algo 煤nico, irrepetible. En este momento tan triste, de saber que el patriarca ha partido a la rumba celestial, es ineludible dedicar unas l铆neas a su memoria y聽 a su Templo Sabroso.

DERECHOS RESERVADOS

www.mambo-inn.com

 

MAS NOTICIAS EN:

Logo_de_Facebook

La Hora Fani谩tica

APUNTA Y DISPARA

sorpresas