Escucha a los Bravos de la SALSA en HD por: Mambo-inn Radio


 

Con exhaustiva pluma, el doctor Luis Delgado-Aparicio Porta, nos lleva a una excursi√≥n por San Juan de Puerto Rico. Reconstruye sus vivencias y nos transporta a la m√°gica Taberna India, punto de encuentro con la mejor m√ļsica de la isla. M√ļsica de la memoria de siempre. Con La Bomba y La Plena del maestro Rafael Cortijo y del ‚ÄėSonero Mayor‚Äô Ismael Rivera. Escuchen ustedes la memoria de los sue√Īos.

 

 

RIVERA & CORTIJO

 

Una Festiva ‚ÄúTaberna India‚ÄĚ


Por: Luis Delgado-Aparicio Porta

This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

 


Palabras Liminares


Hab√≠a tenido oportunidad de aterrizar varias veces en San Juan de Puerto Rico, la m√≠tica ‚ÄėIsla del Encanto‚Äô para visitarla como turista y aficionado a su folklore, hasta que como dice el viejo adagio: ‚Äúuno propone y Dios dispone‚ÄĚ y la vida me puso al frente de otro reto inimaginable para un abogado. Llegu√© en noviembre de 1982 para dise√Īar y luego grabar los exteriores y las entrevistas del futuro programa de Televisi√≥n Maestra Vida en Canal 9 de Lima, Per√ļ.

 

Lo primero que hicimos aparte de las citas concertadas desde Lima, fue siguiendo recomendaciones de prestigiosos lugare√Īos, buscar reuniones con varios especialistas que nos pudieran recomendar donde adquirir los videos y cintas necesarias para luego visitar los organismos de cultura y as√≠ adentrarnos en sus tradiciones y costumbres. Todos con quienes conversamos coincidieron en que deber√≠amos entrevistarnos con el se√Īor Paquito Cordero, productor del exitoso y recordado Show del Mediod√≠a en Canal 4 de TELEMUNDO que emit√≠a un magn√≠fico y colorido espect√°culo, material adhoc que luego adquirir√≠amos con las formalidades del caso. La otra persona era el empresario don Tom√°s Mu√Īiz, Presidente de TELELUZ, Canal 7, de cuya videoteca compramos conciertos memorables. De esa buena, intuitiva y trascendental reuni√≥n nace esta cr√≥nica.

 

El doctor Luis Delgado-Aparicio presentando a Julio Barreto (qepd).

 

Nuestro deseo era conseguir las mejores grabaciones hechas a las principales agrupaciones de ‚ÄėSalsa‚Äô, para nosotros como lo hemos definido siempre, m√ļsica afrolatinocaribe√Īoamericana. Como en toda operaci√≥n de negocios revisamos debidamente los listados, visionamos el material y finalmente tratamos los precios. En la delegaci√≥n viajaba el Gerente de Producciones de Andina de Radiodifusi√≥n Canal 9, el se√Īor Federico Anchorena, hoy destacado y prestigioso Director de Panamericana Televisi√≥n, Canal 5 en el Per√ļ. Conversamos mucho sobre el proyecto que desarrollar√≠amos, conociendo a su hijo Rafo quien nos ayud√≥ siempre, en especial para conseguir nuestros encuentros con las celebridades, como fue la que sostuvimos con Rub√©n Blades. Nos hizo adem√°s una entrevista acompa√Īada de la m√ļsica y el sabor de ‚ÄėBatacumbele‚Äô, la sensaci√≥n de √©se momento en La Isla.

 

Debo se√Īalar, como referencia obligatoria, que meses antes al volver de una reuni√≥n acad√©mica en Ginebra, Suiza, hab√≠amos estado en casa de Cheo Feliciano, al que tuvimos oportunidad de conocer y entablar una linda amistad hasta el d√≠a de hoy, gracias a Maricarmen Montoya y al destacado tresero, se√Īor Nelson Gonz√°lez. Fue Cheo, ‚Äúel √ļnico negro que suda miel por los poros‚ÄĚ, quien en diferentes oportunidades nos recibi√≥ con la se√Īora Coc√≥ en su casa de Carolina. All√≠ escuchamos el cantar del Coqu√≠, degustamos la mejor comida t√≠pica, bebimos y conversamos hasta la madrugada. Como olvidar los gandules con arroz y/o habichuelas, acompa√Īado del adobo criollo, lech√≥n asado y las benditas alcapurrias (un preparado de pl√°tano verde, yaut√≠a y carne) y en los d√≠as siguientes, despu√©s de varias pi√Īas coladas y Ron Palo Viejo en las rocas, langosta y un preparado de camarones de bandera.

 

En una de esas tertulias nos regal√≥ el √ļnico corte (acetato) original de Estampas, la maravillosa producci√≥n que ha alcanzado el mayor n√ļmero de discos vendidos hechos por Cheo, la misma que tiene una dedicatoria para quien suscribe que reza: ‚ÄúLucho, todos somos alumnos en la escuela de la Maestra Vida‚ÄĚ. Nos llev√≥ en infinidad de oportunidades a Fiestas Patronales, haci√©ndonos pasear, casi textualmente de la mano por la famosa ‚ÄúParada 15‚ÄĚ, siendo testigos del inmenso cari√Īo que le tiene la gente, as√≠ como para poder comprar discos y tomarnos un ‚Äėheladito de coco‚Äô. All√≠ conocimos a los principales personajes de la ‚ÄėSalsa‚Äô, los que al ser presentados por Cheo, inmediatamente nos expresaban palabras de complacencia y cari√Īo, escuch√°ndoles su ‚Äúay bendito, ustedes vienen desde el Per√ļ‚ÄĚ.

 

Rafael Cortijo & Ismael Rivera

 

Pudimos entrar y venerar en el Cementerio de Villa Palmeras a los pr√≥ceres all√≠ enterrados, tanto intelectuales, pol√≠ticos como m√ļsicos y cantantes, prest√°ndole nuestros respetos a la tumba de Pell√≠n Rodr√≠guez. Nos invit√≥ Cheo Feliciano a Conciertos y Festivales, explic√°ndonos que era el ‚Äúultimo trolley‚ÄĚ, ‚Äúpor la maceta‚ÄĚ y ‚Äúcontra‚ÄĚ y¬† por qu√©¬† en las celebraciones del 24 de junio todos se echan a la mar de espaldas. Paseamos por el barrio¬† ‚ÄėLa Perla‚Äô, inmortalizado en la canci√≥n de Catalino ‚ÄėTite‚Äô Curet Alonso, a quien conocimos gracias a Cheo guardando de √©l los mas gratos recuerdos y encuentros permanentes en los viajes que continuaron. En √©se barrio humilde Cheo decidi√≥ tomar la decisi√≥n m√°s dif√≠cil de su vida y recuperarse para felicidad de su familia, su pueblo y nosotros sus admiradores. Como dice el autor boricua Edgardo Rodr√≠guez Juli√°, ‚Äúeste negro (Cheo) se fue al infierno con pasaje de ida y vuelta‚ÄĚ. Varias veces terminamos en ‚ÄėCantagallo‚Äô, una experiencia imperecedera y √ļnica, caminando por los lugares hist√≥ricos donde Cortijo y Maelo, adem√°s, se hab√≠an fajado en la vida y por la vida. Pudimos filmar el Viejo y Nuevo San Juan desde su carro con ventana en el techo y √©l cantando ‚ÄúTrizas‚ÄĚcon el playback que sal√≠a de la casetera a todo volumen. Verdad, ¬°qu√© privilegio familia!.

 

En Terreno Boricua

 

Durante las diversas reuniones el patriarca de la familia Mu√Īiz, don Tom√°s, nos preguntaba permanentemente de donde nuestra inquietud y el conocimiento de la m√ļsica de su pa√≠s, no imagin√°ndose que en el Per√ļ tuviera esos alcances. Cuando hicimos referencia a ‚ÄúCortijo y su Combo‚ÄĚ, mencion√°ndole¬† ‚ÄúEl Negrito Culembo‚ÄĚ, ‚ÄúLa Cr√≠tica‚ÄĚ y ‚ÄúCachita‚ÄĚ; o ‚ÄúSevera‚ÄĚ, ‚ÄúLa Caleza‚ÄĚ y ‚ÄúCarimbo‚ÄĚ, por se√Īalar algunos ‚Äúpalos‚ÄĚ (√©xitos), no lo pod√≠a creer y un visaje o gesto surtido de alegr√≠a y emoci√≥n se apoder√≥ de su rostro, validando con sus magistrales expresiones nuestro entusiasmo. Lo que nos cont√≥ hoy es historia y cuando estamos a mas de cincuenta a√Īos de semejantes referencias, es menester dejarlas por escrito.


Corr√≠a el a√Īo de 1954 cuando un grupo de negritos absolutamente desconocidos, causaron un furioso y alegr√≥n impacto en la expresi√≥n musical de la tierra que siglos antes hab√≠a sido habitada por indios Ta√≠nos, los primos hermanos de los Siboneyes y en segundo grado de los Guanahatabeyes, todos descendientes de los Arahuacos de Am√©rica del Sur. Ellos, junto a esa bendita negritud que lleg√≥ contra su voluntad de √Āfrica, de etnias de la orla o franja occidental de la Ensenada de Biafra y de Benin, como tambi√©n del recodo del N√≠ger y del Alto del Golfo de Guinea, son los que forman la sagrada teogon√≠a tropical de los¬† Lucum√≠s, Arar√°s, Carabal√≠s, Mandinga, Abaku√°s, entre otras, y que junto con los espa√Īoles y europeos poblaron las tierras del maravilloso Caribe, sea √©ste hispanohablante, angl√≥fono o franc√≥fono.

 

 

De ellos devienen Rafael Cortijo e Ismael Rivera, los colosales integrantes de la ‚Äėgrey cangrejera‚Äô, que hicieron que el Combo de Cortijo pueda presentarle al mundo lo que era la ‚ÄúBomba y la Plena‚ÄĚ en esos momentos, almibarada con la majestuosidad, orgullo y respeto¬† que uno revela su linaje y sus ancestros comunes. Como explica el libro de Leonardo Padura Fuentes: ‚ÄúEl √≠dolo es el compendio de todo lo que no tenemos. Nuestros populares cantantes latinoamericanos son los que ayudan a curar la inmensa miseria colectiva del alma, se√Īalando el lugar en ese universo colectivo y el rol en el orden de las cosas‚ÄĚ (Faces of Salsa ‚Äď A Spoken History of The Music ‚Äď Smithsonian Institution, page 4 ‚Äď Washington & London ‚Äď 2003). Se iniciaba en el ‚ÄėOlimpo Caribe√Īo‚Äô un culto que hoy casi se venera en la figura de ‚ÄėMaelo‚Äô, ese alba√Īil, electricista y fontanero, ex-boxeador de la Calle Calma que hoy lleva su nombre, que de percutir las latas de basura y golpetear cueros, cajones y mesas imaginarias, actualmente est√° en el tabern√°culo que adorna el altar de las grandes figuras universales de la m√ļsica.

 

En esos momentos y s√≥lo como referencia hist√≥rica, sonaba con fuerza la Plena de Mon Rivera, aquella que deven√≠a del pasado, cuando en la d√©cada de los a√Īos treinta la proletaria impronta del gran Canario hiciera orden del d√≠a, al trasmitir los sucesos de una comunidad emergente e identificar con certeza y objetividad al ‚ÄúCaser√≠o‚ÄĚ, antecedente c√≠clico del ‚ÄúBarrio‚ÄĚ. Frente a ella estaban las Orquestas de Sal√≥n que nos tra√≠a el gran C√©sar Concepci√≥n, la enjundia sonora de Rafael Mu√Īoz y la ubicua de Pepito Torres.

 

En el Norte, recordado casi transversalmente en el espacio y tiempo desde el ‚Äėpa√≠s de la nieve‚Äô, Nueva York, el gran Rafael Hern√°ndez en 1925 viv√≠a en un apartamento de la Segunda Avenida y la calle 102 con su novia Juanita, formando su famoso Tr√≠o Borinquen con el dominicano Mesa que era primera voz¬† y¬† tocaba claves, respaldado por las maracas y segunda voz de don Salvador Ithier, siendo origen y raz√≥n ‚Äúde las cosas del barrio‚ÄĚ. Quien no ha escuchado ‚ÄúCachita‚ÄĚ, ‚ÄúPreciosa‚ÄĚ, ‚ÄúDos Letras‚ÄĚ, ‚ÄúEl Cumbanchero‚ÄĚ, ‚ÄúBuche Pluma Na‚ÄôMa‚ÄĚ, ‚ÄúLamento Borincano‚ÄĚ, entre cientos de canciones que hoy nos hacen so√Īar y recordar los torbellinos del ‚ÄėTriangulo de las Bermudas‚Äô.

 

Kike Vigil en la Calle Ismael Rivera, Puerto Rico.

 

En 1934 Gabriel Oller, otro bor√≠cua a quien mucho se le debe por la difusi√≥n, forma su sello disquero ‚ÄėDynamic‚Äô en la metr√≥poli hoy conocida como ‚Äėla selva de cemento‚Äô y desde 1935 un gran pianista, Joe Loco (nacido como Jos√© Est√©vez Jr.) hac√≠a retumbar en la calle conocida como la ‚Äėcocina del diablo‚Äô en Manhattan a la Orquesta Hispana La Milagrosa. Se un√≠a a estos grandes Norberto ‚ÄėNoro‚Äô Morales, pianista que hab√≠a nacido el 4 de Enero de 1911 en Puerta de Tierra, Puerto Rico y cuyo legado forjado en la ‚ÄėGran Manzana‚Äô es inmenso. Esto s√≥lo como referencia antol√≥gica de alguno de los boricuas que han dejado huella con ese patrimonio de energ√≠a, sentimiento y sabor que hoy pasean sus herederos, los grandes soneros del barrio. Se mantienen as√≠ las tradiciones que son ese caudal de costumbre, emociones y dichos que hacen que nuestra Am√©rica morena sea √ļnica.

 

Clave, Conga y Bongó

 

Reunidos a principios de la d√©cada del cincuenta a instancias de Rafael Cortijo, el percusionista mago de la baqueta y due√Īo de la ‚Äėc√°scara‚Äô se junta con Kito V√©lez como arreglista y trompetista, Roy Rosario, maraquero y guarachero, Sammy Ayala en el guiro, Miguel Cruz en el bajo, y uno de los solitarios albinos, el saxofonista H√©ctor Santos. El pianista original y hace 44 a√Īos Director del Gran Combo de Puerto Rico don Rafael Ithier hasta hoy junto con Eddie P√©rez, el de la vocecita y la chiller√≠a, son sonidos registrados en el alma popular que nadie olvida. Luego llegar√≠a Mart√≠n Qui√Īones en la tumbadora y el grupo alcanzar√≠a lugares inimaginables hasta su s√ļbita e impensada disoluci√≥n en 1960.

 

La figura emblem√°tica fue Ismael Rivera, ‚ÄėMaelo‚Äô, la voz que identificar√≠a al Combo de Cortijo, bautizado por el mitol√≥gico Beny Mor√© como el ‚ÄėSonero Mayor‚Äô. Su canto no se aprende por el libro sino en el quehacer de la vida, el barrio y la esquina, sirviendo hoy de gu√≠a para nuevas generaciones y tal como lo dij√©ramos en otro ensayo, √©l es ‚ÄúLa Quinta Esencia del Sabor‚ÄĚ. Pas√≥ por todo lo imaginable, encontrando en ‚Äėel Nazareno‚Äô, su Cristo de Portobelo, aquel que lo acompa√Ī√≥ desde que su imagen lo impactara en Panam√°, visti√©ndose de penitente y cargando su fe en el d√≠a a d√≠a por un camino, que al rev√©s de su canci√≥n, ‚Äúno era de todas maneras rosas‚ÄĚ. Le sirvi√≥ de consuelo y escapulario como un detente tatuado en el alma ante la adversidad, recurriendo a su fe cuando la vida aprieta y el coraz√≥n se encoge.

 

Manin√≠n V√°squez-Tumbadora, Ray Coen-Piano, Rafael Cortijo-Quinto, Pucho Souffront-Bajo, Ismael Rivera Jr., Lalo Rodr√≠guez, Fe Cortijo-Vocal, C√©sar Delgado-Bar√≠tono y Louis Garc√≠a-Tromb√≥n. (Foto: Jos√© ‚ÄėPucho‚Äô Souffront)

 

Fue tambi√©n pendenciero y jugador, viviendo cada instante como si fuera el √ļltimo. Sus frases estaban broqueladas con lo popular y eran propias de su inventiva, solt√°ndolas cuando era el momento adecuado y siguiendo las pautas que ese natural tic tac interno le marcaba. Cuando en ‚ÄúLa Caras Lindas‚ÄĚ improvisa junto al tres de Mario Hern√°ndez, nadie se imagin√≥ que esos versos quedaron grabados ‚Äúa la primera y por la liebre‚ÄĚ y estuvieran bien ‚Äúmangados‚ÄĚ por el sentimiento que expresan los bellos rostros de √©bano. Se contagiaba y retaba al metr√≥nomo, encajando sus vocablos perfectamente con el sentido de lo que expresaba, en un abierto desaf√≠o a la sintaxis y la prosodia.

 

 

Sino como explicarse vocablos como ‚ÄúEcuajey‚ÄĚ, ‚ÄúZapato Viejo‚ÄĚ, ‚ÄúMaribelemba‚ÄĚ y ‚ÄúSuelta Negra‚ÄĚ en homenaje a esa ‚ÄėTerps√≠core‚Äô antillana, musa prieta de admiraci√≥n y relajo. Aquella que debe ser mirada y admirada por una especie de microscopio √≥ptico que estudia la vida, coqueta y pendenciera, meneando la cintura con la naturalidad y el estilo que le proporciona el contorno anat√≥mico del fin de la espalda. Llena de gl√≥bulos rojos o hemat√≠es y blancos o leucocitos, a esa gelatina de saoco y sandunga se le a√Īaden los ricos gl√≥bulos ‚Äėnegros‚Äô, herencia africana que transporta con su ‚Äėmene√≠to me‚Äô el gusto en todos sus variedades. En lugar del conocido Hemograma de los Laboratorios Cl√≠nicos, en estos casos nuestro neologismo ‚Äúsaboratorio‚ÄĚ, medir√° sus redondos alcances, impacto y tama√Īo con el ‚ÄúSABORGRAMA‚ÄĚ.

 

Como un lance, historieta u acaecimiento se puede hacer una interpretaci√≥n gramatical y anal√≥gica de una de sus canciones que rompi√≥ los esquemas con su contenido hilarante y dom√©stico, inflamando el torrente feminista pero sin consecuencias discordantes conocidas. En su √°lbum ‚ÄúIsmael Rivera y sus Cachimbos - De Todas Maneras Rosas‚ÄĚ [sello Tico, # TSLP 1415 -¬† a√Īo 1977], una tonada arreglada por Javier V√°squez y escrita por otra leyenda, el gran compositor Bobby Cap√≥, se titula ‚ÄúSi Te Cojo‚ÄĚ. La letra describe a quien la suda para llevar un peso a casa, sosteniendo que a ella (a la do√Īa) le gusta pelear, entonando en ritmo de Bomba: ‚ÄúMami, yo quiero mi ropa limpia, arr√©glala, pl√°nchala, tr√°eme la papa que yo no como cuentos; si te cojo coqueteando a otro ya ver√°s que tromp√° te voy a pegar, si te cojo gui√Ī√°ndole a otro un pi√Īazo en un ojo te voy a dar‚ÄĚ. Siendo una tonadilla festiva la misma no tuvo comentario alguno, habiendo escuchado que a ning√ļn otro cantante se le hubiera permitido la zumba, guasa y camelo de la misma.

 

 

Volviendo a sus inicios, nadie en sus cabales pudo imaginarse lo que ellos lograr√≠an. Era ‚ÄúEl Combo‚ÄĚ en el viejo ‚ÄėEscambr√≥n‚Äô en San Juan, la atracci√≥n principal, recorriendo adem√°s la Isla en toda su extensi√≥n. La poblaci√≥n imp√°vida se preguntaba: ¬ŅQu√© tienen estos negritos? logrando en poco tiempo escalar al primer lugar. La Radio daba cuenta de sus producciones y figuraban a lado de los consagrados. Sin embargo, si recordemos lo que explic√°bamos al inicio, un hecho ins√≥lito se present√≥ que les se√Īal√≥ el camino y rompi√≥ una barrera que parec√≠a at√°vica. Don Tom√°s Mu√Īiz llev√≥ ‚Äėa los negritos‚Äô a que se presenten en el programa La Taberna India de Reguerete y Floripondia, la sensaci√≥n de la Televisi√≥n en Puerto Rico. Cuando √©l les avis√≥ a los que auspiciaban quienes ser√≠an los invitados √©stos, que eran una gran empresa de productos de belleza, se negaron a que se presentaran. Don Tom√°s contra viento y marea los hizo debutar y la historia musical de Puerto Rico cambi√≥ para siempre.

 

Grabaron para el sello SEECO y luego para GEMA, siendo sus canciones una escuela que se difumin√≥ por toda Latinoam√©rica, Estados Unidos y Espa√Īa. Fueron part√≠cipes de un duelo musical con la legendaria Sonora Matancera, un hecho que nunca m√°s se ha repetido en el disco. Llegaron a Nueva York en 1958 y alternaron en el famos√≠simo Palladium con sus destacados compatriotas, Tito Rodr√≠guez y Tito Puente, ocupando las marquesinas junto con Machito. Pasaron del Broadway Casino y el gran bail√≥dromo Roseland al Teatro Apollo en el Harlem, la Arena de San Nicol√°s, y a los peque√Īos lugares de Brooklyn y el¬† Bronx, donde estaba justamente su gente esper√°ndolos con algarab√≠a.

 

Todo lo Bueno Termina, la Vida También

 

Tuvieron en 1960 un hecho luctuoso con la Justicia, siendo confinados por unos a√Īos. Saldada su cuenta con la Ley, el sello Tico les grab√≥ Bienvenido (donde hace del tema ‚ÄúEl que no Sufre no Vive‚ÄĚ una eleg√≠a a la vida) y luego Con Todos Los Hierros (‚ÄúLa Soledad‚ÄĚ sigue sonando como siempre), ambas de un contenido colosal, hasta hoy vigente. Por razones distintas fue inevitable la separaci√≥n, separ√°ndose ‚Äėlos siameses cangrejeros‚Äô porque el destino as√≠ lo quiso. Rafael Cortijo form√≥ ‚ÄėSu Bonche‚Äô e Ismael Rivera ‚ÄėLos Cachimbos‚Äô. En agosto de 1974 el productor Harvey Averne los reuni√≥ con sus antiguos amigos y hermanos, los ahora integrantes del Gran Combo de Puerto Rico en una c√©lebre producci√≥n de colecci√≥n: Juntos Otra Vez. Maelo se incorpor√≥ luego a la Fania All Stars y sigui√≥ una carrera de triunfos hasta que el 3 de octubre de 1982 se muri√≥ Rafael Cortijo. Uno se fue a la eternidad, el otro se apag√≥ solitariamente para siempre recluido en casa de su se√Īora madre, do√Īa Margarita ubicada en la calle Calma. Cinco a√Īos despu√©s, el 13 de mayo, el Se√Īor Todopoderoso se llev√≥ tambi√©n al Sonero Mayor.

 

A la memoria de Rafael Cortijo, Cementerio Villa Palmeras, PR.

 

Nunca imagin√© recibir una carta con el membrete de Cheo Feliciano donde me narraba lo que le acababa de suceder. Estaba el domingo 3 de octubre de 1982, al atardecer, en el homenaje a Santitos Col√≥n, cuando antes de subir al escenario le avisaron que se hab√≠a muerto Rafael Cortijo. En la misiva fechada d√≠as despu√©s, me narra lo que en las instalaciones era un secreto a voces siendo dram√°tico y muy triste para √©l subir a cantar. Me adelanta con lujo de detalles¬† que el 19 de diciembre de ese a√Īo se har√≠a ‚Äúa tutti plen‚ÄĚ en el estadio Hiram Bithorn (evento que se realiz√≥ con la crema y nata del momento y grabado para la posteridad en un lindo Video), un gran concierto para recordarlo, as√≠ como para recaudar fondos para sus hijos Rosa y Timbe. Esa correspondencia tan significativa y cari√Īosa est√° hoy en las manos del se√Īor Enrique Vigil Taboada, Director de la p√°gina web Mambo-inn.com.

 

Su legado es indiscutible¬† e imperecedero y fue la Emisora la Z-93, con nuestro hermanito ‚ÄėDroan‚Äô (el se√Īor Pedro √Āngel Arroyo) la que acompa√Ī√≥ el velorio hasta las exequias, difundiendo sus canciones que eran coreadas con l√°grimas (tal y como lo hab√≠a escrito tres a√Īos antes ‚Äėel cartero mulato‚Äô, mi amigo Tite Curet Alonso (q.e.p.d). en el tema ‚ÄúLos Entierros‚ÄĚ, que cant√≥ Cheo Feliciano y que fue el primer gran tema del a√Īo en el programa de Radio Maestra Vida en 1981) a viva voz durante varios d√≠as. Estos funerales aparecen debidamente documentado en el libro El Entierro de Cortijo que public√≥ en noviembre de 1982 el se√Īor Edgardo Rodr√≠guez Juli√° para Ediciones Hurac√°n, hoy una verdadera pieza est√©tica de museo.

 

No conocemos a nadie que se precie de mel√≥mano de no conocer sus canciones, como si fueran el abecedario que uno aprende en la escuela o el do-re-mi, del solfeo en el conservatorio. La se√Īora Celia Cruz, la ‚ÄėReina Rumba‚Äô hizo d√ļo con √©l en ‚ÄúC√ļcala‚ÄĚ, acompa√Īados de Fania All Stars. Posteriormente ‚Äėla Guarachera‚Äô que hoy es eterna, le grab√≥ un disco con sus mejores canciones. Posteriormente Saxoman√≠a, la gran agrupaci√≥n venezolana, le dedic√≥ una gran producci√≥n en su memoria, cant√°ndole Andy Monta√Īez su recordado ‚ÄúEl Nazareno‚ÄĚ. Hace cinco a√Īos, la Z-93, la mejor Radio del Caribe, bautiz√≥ sus espaciosas instalaciones como los Estudios Ismael Rivera y en Marzo del 2009 record√≥ en el 26avo D√≠a Nacional de la Salsa, en el Estadio Hiram Bithorn, la musica de estos grandes exponentes con la participaci√≥n de sus hijos, Rafael Cortijo Jr., Ismael Rivera Jr. y Fe Cortijo.

 

Ismael Rivera Jr., Fe Cortijo y Rafaelito Cortijo en concierto.

 

Soy un convencido que es imposible desprenderse de las nostalgias, como tampoco de la memoria que nos acompa√Īar√°n para siempre y se ir√°n, indefectiblemente, con nosotros. Por eso es bueno so√Īar y volver a so√Īar, como dec√≠a Calder√≥n de la Barca, haciendo realidad el estado on√≠rico y reflexionando cuando escuchamos su m√ļsica, sosteniendo que los actores de la inusual pero festiva¬† ‚ÄúTaberna India‚ÄĚ est√°n muy presentes, tanto que debemos tener bien puestos los pies sobre la tierra, por no decir anclados, en un inofensivo galimat√≠as.

 

R√≠os de tinta se han escrito sobre el significado de ser un cantante de pueblo y mucho agua ha pasado por los puentes de ‚Äúesa Venecia‚ÄĚ tropical que es el Caribe. Son por ello imprescindibles las palabras del escritor cubano Luis Brito Garc√≠a quien sostiene que: ‚Äúel √≠dolo no cruza, pasa o entra en el terreno (del griego pathos) de la metaf√≠sica, lo √©pico, la ciencia y la pol√≠tica. Por el contrario, se desenvuelve en el √°mbito del sentimiento, quiz√°s el √ļnico del cual no puede ser eviccionado (sacado). Para los latinoamericanos ese concepto es pura¬† sensualidad y por ende,¬† el √ļnico terreno libre‚ÄĚ.

Sarav√°, Familia...!!!

 

DERECHOS RESERVADOS

www.mambo-inn.com

 

 

MAS NOTICIAS EN:

Logo_de_Facebook

La Hora Fani√°tica

APUNTA Y DISPARA

sorpresas